Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Plantas de caupí reaccionan a los ataques por insectos / 14 de junio 2007 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Dibujo botánico de Vigna unguiculata.
Vigna unguiculata L. Imagen cortesía de la Base de Datos "PLANTS" del USDA-NRCS.


Lea más

Plantas de caupí reaccionan a los ataques por insectos

Por Sharon Durham
14 de junio 2007

Las plantas de caupí pueden indirectamente percibir un ataque por los gusanos cogolleros detectando y respondiendo a los productos de la degradación de sus propios tejidos -- la primera vez que esta capacidad ha sido detectada en plantas, según científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Gainesville, la Florida.

Los científicos esperan sacar provecho de este descubrimiento desarrollando una manera de intensificar esta respuesta defensiva, por consiguiente aumentando la capacidad de la planta de protegerse.

Estudios científicos anteriores han mostrado que plantas tienen la capacidad de percibir indirectamente ataques por patógenos y pueden protegerse contra estos microbios. Pero esta es la primera vez que tal mecanismo defensivo de planta ha sido descubierto con respecto a ataques por insectos. Los hallazgos son presentados en el número de la revista 'Plant Physiology' (Fisiología de Plantas) de junio.

La percepción indirecta de insecto significa que la planta no reconoce directamente la plaga. En cambio, la planta percibe fragmentos de las proteínas digestivas anormales, producidas por su propio proceso de digestión, que indican un ataque por un insecto. Esto comienza con una serie de respuestas bioquímicas que tienen la función de prevenir heridas adicionales. Los gusanos cogolleros son un grupo de orugas relacionadas que defolian una variedad amplia de plantas de cultivo.

El fisiólogo de plantas Eric Schmelz y sus colegas en la Unidad de Investigación de Químicas, parte del Centro para Entomología Medica, Agrícola y Veterinaria, mantenido por ARS en Gainesville, la Florida, aislaron y identificaron un péptido pequeño, llamado inceptina, de las secreciones orales de la larva del gusano cogollero.

En las plantas de caupí (Vigna unguiculata) -- también conocido como el frijol criollo -- este péptido provoca la producción del etileno y una serie de fitohormonas relacionadas con la defensa de la planta. En estudios de laboratorio, solamente las larvas del gusano cogollero (Spodoptera frugiperda) que produjeron inceptinas significativamente provocaron las defensas del caupí.

Las plantas pueden percibir y responder defensivamente a un ataque directamente impidiendo el crecimiento de la plaga o indirectamente promoviendo interacciones provechosas con organismos beneficiosos.

En 2005, EE.UU. produjo casi 23.000 toneladas de caupí. Mundialmente, el caupí es entre los cinco cultivos principales de fibra ya que estas plantas pueden tolerar suelos pobres y secos.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 6/14/2007
Footer Content Back to Top of Page