Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Hongo que causa el maíz letal africano es identificado / 26 de abril 2007 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

El moho Aspergillus en el maíz.
El moho Aspergillus, el cual produce toxinas, es el polvo de color verde en esta mazorca de maíz dañada por la tortuguilla del maíz. Imagen cortesía de A. Robertson de la Universidad Estatal de Iowa.


Lea más

Hongo que causa el maíz letal africano es identificado

Por Erin Peabody
26 de abril 2007

Es claro que una cepa venenosa del hongo Aspergillus flavus, conocida como la cepa "S", causó 125 muertes relacionadas con alimento en Kenia en 2004, según los resultados de estudios por un patólogo de plantas del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colegas.

El hongo, que produce toxinas carcinógenas invisibles, contaminó porciones de la cosecha de maíz de Kenia. Fue la tercera vez desde 1981 que el "hongo mortal keniano" contaminó el alimento básico del país africano con niveles mortales de venenos.

Peter Cotty, un científico del ARS situado en el Departamento de la Ciencia de Plantas de la Universidad de Arizona en Tucson, y Claudia Probst de la universidad, trabajaron con Henry Njapau de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) en College Park, Maryland, para determinar cuál de las cepas de Aspergillus era el culpable. Cotty es administrativamente asociado con el Centro de Investigación de la Región Sureña mantenido por el ARS en Nueva Orleans, Luisiana.

Los hallazgos de los científicos, reportados en el número actual de la revista Microbiología Aplicada y Ambiental ('Applied and Environmental Microbiology' en inglés), serán imprescindibles para los investigadores que están tratando de desarrollar métodos para prevenir casos futuros del envenenamiento fungal, llamado aflatoxicosis, en el maíz africano.

Las aflatoxinas son venenos naturales producidos por ciertos hongos en el género Aspergillus. Las consecuencias para la salud como resultado del consumo de alimento contaminado con aflatoxina incluyen el crecimiento lento, el cáncer y la muerte.

Estas toxinas pueden contaminar una variedad amplia de cultivos incluyendo maíz, semilla de algodón, cacahuetes y nueces de árbol. Para asegurar la seguridad del público, muchos países, incluyendo EE.UU., establecen niveles máximos permitidos de aflatoxina en los productos agrícolas. Desafortunadamente, estos estándares no previenen el consumo de unas cosechas contaminadas con hongos y producidas localmente en las pequeñas comunidades rurales en África.

Bajo un permiso especial, los investigadores obtuvieron muestras de maíz contaminado de algunos pueblos afectados en Kenia. Después de moler el maíz, ellos aislaron los hongos y los cultivaron en el laboratorio. Sorprendentemente, ellos descubrieron que la cepa "S" de A. flavus, un productor potente de aflatoxina no previamente conocido en África, fue la fuente más prevalente de toxinas en el maíz.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 4/26/2007
Footer Content Back to Top of Page