Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Lechugas superiores iceberg resisten el virus mosaico de la lechuga y el acorchamiento de la raíz / 23 de marzo 2007 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Lechuga sana y lechuga con el acorchamiento de la raíz. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Lechuga sana (izquierda) y lechuga con la enfermedad llamada el acorchamiento de la raíz.

Beiquan Mou y Carolee Bull analizan datos mientras Polly Goldman prepara muestras. Enlace a la información en inglés sobre la foto
De la derecha a la izquierda, el genetista Beiquan Mou y la patóloga de plantas Carolee Bull analizan datos sobre el acorchamiento de la raíz mientras la técnica Polly Goldman prepara muestras que podrían contener el microbio que causa la enfermedad.


Lea más

Lechugas superiores iceberg resisten el virus mosaico de la lechuga y el acorchamiento de la raíz

Por Marcia Wood
23 de marzo 2007

Crujiente y con pocas calorías, la lechuga iceberg tiene un papel principal como la lechuga favorita de estadounidenses para ensaladas, hamburguesas y aun wraps. Sin embargo, en los campos, la lechuga iceberg tiene que enfrentar ataques por un surtido de microbios que no son perjudiciales para los humanos, pero mortales para esta verdura.

Esa es la razón por que el genetista de planta del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) Edward J. Ryder, ahora retirado, y sus colegas Ryan J. Hayes y Beiquan Mou en Salinas, California, desarrollaron siete tipos progenitores de lechugas iceberg que resisten ataques por dos enemigos microbianos.

Uno de estos enemigos causa la enfermedad conocida como el acorchamiento de la raíz. Una lechuga infectada con esta enfermedad desarrolla lesiones feas de color amarilla a marrón que se ponen duras, semejante a la textura de corcho. Las plantas infectadas con el acorchamiento de la raíz pueden producir cabezas atrofiadas de 30 a 70 por ciento más pequeño que normal. La bacteria Sphingomonas suberifaciens causa la enfermedad.

El otro problema, el mosaico de la lechuga, es causado por el virus del mismo nombre. Resulta en un crecimiento atrofiado así como hojas moteadas. Los pulgones verdes del duraznero, como un octavo de pulgada de largo, pueden transmitir el virus de una planta infectada a una no infectada mientras que se mueven a través del campo chupando los jugos de las plantas.

Las plantas progenitoras hicieron su debut en 2006 como las primeras lechugas arrepolladas disponibles al público—desarrolladas especialmente para los climas y los suelos de California—que vienen equipadas con una poderosa resistencia natural a ambos microbios. California es el estado número uno en EE.UU. en la producción de lechuga.

Estas nuevas lechugas se agregan a otras desarrolladas por la Estación Estadounidense de Investigación Agrícola, mantenida por ARS en Salinas.

Propagar una fuerte resistencia natural en la lechuga todavía predomina como la manera más económica para defender la lechuga contra microbios que causan enfermedades.

El trabajo de los investigadores aún no está completo. Por ejemplo, Mou y su colega Carolee T. Bull, una patóloga de plantas del ARS en Salinas, están buscando genes con resistencia al acorchamiento de la raíz que son diferentes de los que ya se encuentran dentro de las nuevas lechugas progenitoras.

¿Por qué la necesidad para más genes? Darle a la lechuga genes con una resistencia adicional contra el acorchamiento de la raíz podría aumentar las defensas de la planta, según Mou.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 3/23/2007
Footer Content Back to Top of Page