Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Tierras pantanosas detienen las hormonas de cerdo en las aguas residuales / 18 de diciembre 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Cerda con lechón. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Procesos naturales en las tierras pantanosas especialmente construidas pueden descomponer las hormonas presentes en los desperdicios de cerdo, de este modo previniendo una acumulación de los compuestos que pueden perjudicar la vida acuática.


Lea más

Tierras pantanosas detienen las hormonas de cerdo en las aguas residuales

Por Jan Suszkiw
18 de diciembre 2006

Las tierras pantanosas construidas podrían ayudar a reducir las hormonas en las aguas residuales de las granjas de cerdo, según un grupo dirigido por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS). El grupo reporta sus hallazgos este mes en la revista 'Environmental Science and Technology' (Ciencia y Tecnología Ambiental).

Recientemente, los operadores de las granjas de cerdo han comenzado a incorporar las tierras pantanosas construidas en sus tratamientos de aguas residuales para reducir el nitrógeno y fósforo en las aguas para que se puedan esparcir en los campos de cultivo sin causar daños ambientales. Pero poco, si cualquiera, ha sido hecho para investigar el potencial del sistema para disminuir las hormonas que los cerdos excretan en las aguas residuales.

Los autores del papel son Nancy Shappell y Lloyd Billey con el Laboratorio de Investigación de Biociencias, mantenido por ARS en Fargo, Dakota del Norte; Dean Forbes y G.P. Reddy de la Universidad Estatal Agrícola y Técnica de Carolina del Norte en Greensboro; y Terry Matheny, Matthew Poach y Patrick Hunt en el Centro de Investigación de Suelo, Aguas y Plantas de las Llanuras Costeras, mantenido por ARS en Florence, Carolina del Sur.

El trabajo encaja con la preocupación creciente de que las hormonas de los desperdicios de ganado y de otras fuentes están acumulando en el medio ambiente y interrumpiendo la función del sistema endocrino de peces y otra vida acuática.

El estudio, el cual fue realizado por el grupo en los años 2004-05 en una instalación en Greensboro donde paran los cerdos, vigiló las hormonas reproductivas—estrógenos y andrógenos (incluyendo la testosterona) y sus metabolitos. Primero, aguas residuales de la facilidad fueron a un hoyo de estiércol, y entonces pasaron por una serie de lagunas para degradación microbiana. Luego, las aguas se bombearon a una de cuatro tierras pantanosas, y entonces a un tanque de almacenaje. Para terminar el recorrido, alguna del agua "gris" se volvió a los establos. La tierra pantanosa consistió en áreas de pantanos con espadañas y áreas de estanques, las cuales eran "abiertas" o cubiertas con matorrales flotantes de vegetación.

Los investigadores tomaron muestras de agua en tres estaciones en 2004, y semanalmente en julio 2005. Ellos analizaron las muestras para detectar las hormonas, incluyendo un estrógeno naturalmente secretado llamado estradiol, usando el análisis de la cromatografía líquida acoplada a espectrometría de masas y el bioensayo E-screen. Este bioensayo utiliza células mamarias humanas que se multiplican cuando expuestas a compuestos estrogénicos.

Analizando las aguas residuales antes y después de las tierras pantanosas construidas, los investigadores determinaron que las tierras pantanosas redujeron la actividad del estradiol por de 83 a 93 por ciento. Esta reducción incluyó estrona, el más común de los metabolitos de estradiol.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 12/18/2006
Footer Content Back to Top of Page