Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Para atrapar los insectos, científicos mejoran trampas / 28 de noviembre 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Adulto de la chinche lygus, Lygus hesperus.
La chinche lygus se alimenta en varios cultivos importantes. Investigaciones han revelado que el uso de ciertos compuestos volátiles podría mejorar el control biológico de la plaga. Foto por Jack Kelly Clark, cortesía del Programa Estatal del Manejo Integrado de Plagas de la Universidad de California.

Para atrapar los insectos, científicos mejoran trampas

Por Laura McGinnis
28 de noviembre 2006

Compuestos volátiles en el aire, los cuales atraen insectos a la alfalfa, podrían ayudar a los cultivadores a controlar las plagas del algodón usando menos pesticidas.

Esto es según los entomólogos Jackie Blackmer y John Byers del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en el Centro de Investigación Agrícola de Terreno Árido de EE.UU., mantenido por ARS en Maricopa, Arizona.

Trabajando con Cesar Rodríguez-Saona de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, ellos investigaron la influencia de compuestos volátiles—u olores químicos—en la chinche lygus, la cual es un insecto que se alimenta en varios cultivos importantes, incluyendo el algodón.

Opciones actuales de control son muy limitadas. Trampas pueden ser herramientas útiles en el manejo de plagas, pero su éxito depende de saber exactamente cómo atraer un insecto particular. A menudo, esto significa atrayéndolos con señales químicas tales como feromonas, pero investigadores todavía no han desarrollado una trampa eficaz de feromonas para la chinche lygus.

¿Así que cómo se puede atraer estos insectos? ¿Qué tipo de cebo podría atraerlos a una trampa pegajosa?

Los estudios de los científicos muestran que la chinche lygus femenina está atraída a los compuestos volátiles de alfalfa y olores sintéticos químicamente fabricados que tienen la mayoría de las características de los olores químicos naturales. Esta información podría ser usada en el desarrollo de trampas de campo más eficaces, cebados con los compuestos volátiles.

Los compuestos volátiles también pueden agregar sabor a comidas, y fragancia a perfumes y cosméticos perfumados. Las plantas las usan para atraer y repeler insectos, pero diversos tipos de insectos tienen diferentes reacciones a los compuestos volátiles.

Otro estudio combinó las señales químicas con diodos emisores de luz verde (LED por sus siglas en inglés), las cuales imitaron señales visuales que atraen los insectos que se alimentan en plantas. Por sí solo, el LED atrajo varios insectos femeninos, pero cuando combinado con señales volátiles o sintéticas, ambos insectos masculinos y femeninos de todas etapas de madurez fueron atraídos. En algunos ensayos, la combinación del compuesto sintético y el LED provocó reacciones positivas de 80 por ciento o más.

En ensayos de campo, un compuesto químico fue particularmente prometedor en atraer la chinche lygus a las trampas. Las trampas actualmente atrapan algunos insectos beneficiosos también, pero los científicos esperan que investigaciones adicionales les permitan desarrollar un modelo para atraer solamente un insecto específico.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 11/28/2006