Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

La defensa natural de las nueces: ¿Ácido cafeico? / 10 de octubre 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Jong Kim y Bruce Campbell observan ensayos de laboratorio que muestran los efectos de ácido gálico en los genes que controlan la producción de aflatoxina. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Usando ensayos de laboratorio, el biólogo molecular Jong Kim (izquierda) y el líder de investigacion Bruce Campbell determinan los efectos de ácido gálico en los genes que controlan la producción de aflatoxina.

La defensa natural de las nueces: ¿Ácido cafeico?

Por Marcia Wood
10 de octubre 2006

Nueces saludables tales como almendras, pistachos y nogales pasan por ensayos rigorosos antes de llegar a su carreta de compras. Estos ensayos aseguran que las nueces son libres de niveles inseguros de un compuesto natural y cancerígeno llamado aflatoxina.

Un hongo o moho conocido como Aspergillus flavus es una fuente principal de la toxina. Ahora, científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colegas han descubierto que otro compuesto natural—un antioxidante llamado ácido cafeico—podría ser particularmente capaz de frustrar los mecanismos de A. flavus que hacen aflatoxina.

Esto es según Bruce C. Campbell, el líder de la Unidad de Investigación de Micotoxinas de Plantas, y el biólogo molecular postdoctoral Jong H. Kim. Ambos trabajan en el Centro de Investigación de la Región Occidental mantenido por el ARS en Albany, California.

Cuando el moho A. flavus se alimenta en ciertos tipos de nueces de árbol, las nueces responden formando compuestos llamados oxidantes. Por su parte, el moho, pasando por lo que se llama "tensión oxidativa", entonces produce aflatoxina.

Sin embargo, si las nueces subsecuentemente producen ácido cafeico, por ejemplo, este antioxidante puede contrarrestar la tensión oxidativa del moho.

¿El resultado? —El ácido cafeico puede parar casi toda la producción de aflatoxina por el moho, según los resultados de los ensayos por Campbell y Kim.

Esta investigación puede conducir a métodos seguros y amigables con el medio ambiente para utilizar antioxidantes en los huertos de árboles de nueces. Por ejemplo, los antioxidantes podrían ser aplicados a los árboles, o quizás el suministro natural de los antioxidantes producidos por los árboles podría ser aumentado por la cultivación de nuevas variedades de árboles.

Los estudios son los primeros en mostrar que la tensión oxidativa—que, de otra manera, provoca o aumenta la producción de aflatoxina por A. flavus en las nueces de árbol—puede ser frustrada por el ácido cafeico.

Un artículo en la edición actual de la revista 'Agricultura Research' describe las investigaciones.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 10/10/2006