Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Hongo podría mejorar los campos de la remolacha azucarera / 19 de septiembre 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

El hongo Metarhizium anisopliae esporulando en un gusano radicular del betabel. Enlace a la información en inglés sobre la foto
En la foto arriba, el hongo beneficioso Metarhizium anisopliae está esporulando en un gusano radicular del betabel. En la foto abajo de una imagen microscópica del hongo, M. anisopliae muestra una proteína verde fluorescente mientra creciendo en la superficie de un betabel joven. Esta fluorescencia permite a los científicos observar cómo el hongo interacciona con otros microorganismos en el suelo.
Imagen microscópica del hongo M. anisopliae mostrando una proteína verde fluorescente. Enlace a la información en inglés sobre la foto

Hongo podría mejorar los campos de la remolacha azucarera

Por Erin Peabody
19 de septiembre 2006

Es posible que los científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Sidney, Montana, hayan encontrado una alternativa natural a las cantidades copiosas de pesticidas que los cultivadores de la remolacha azucarera (también conocida como el betabel) tienen que rociar en los campos para controlar su peor enemigo: el gusano radicular del betabel.

Stefan Jaronski, un patólogo de insectos que trabaja en el Laboratorio de Investigación Agrícola de los Llanos Norteños mantenido por ARS en Sidney, ha descubierto que una raza del hongo de biocontrol llamado Metarhizium anisopliae no sólo es eficaz en matar el gusano, sino también es un colonizador vigoroso que puede adaptarse rápidamente a su nuevo ambiente. La investigación de Jaronski es basado en estudios previos sobre biocontrol realizados por científicos del ARS en Fargo en Dakota del Norte durante los años noventa.

Aunque el hongo ha llegado recientemente a los suelos de la remolacha azucarera, es muy capaz de sobrevivir entre los cientos de otros microbios que ya están establecidos allí.

El gusano sin duda merece una estrategia única de control. Esta plaga subterránea come las raíces jóvenes de la remolacha azucarera, causando heridas profundas que hacen las plantas susceptibles a enfermedades. Estos hábitos destructores de alimentar hacen el gusano el insecto nocivo principal en los 1,4 millones de acres de remolacha azucarera cultivados en la parte occidental de EE.UU.

Ahora mismo, desafortunadamente, las únicas herramientas disponibles para los cultivadores para controlar el gusano son rociadas químicas, tales como terbufos, forato, y clorpirifos. Sin ellas, los granjeros en algunas regiones de producción de la remolacha azucarera -- tales como el Valle del Rió Rojo de Dakota del Norte -- perderían hasta como 40 por ciento de su cultivo de remolacha.

Jaronski, quien ha estado estudiando los microbios de biocontrol por más de 25 años, pone mucha confianza en Metarhizium. Él considera este hongo como el "pie de atleta" fatal de insectos, ya que el hongo primero penetra la cutícula vulnerable del insecto, o "piel", usando sólo unas pocas esporas. Después de eso, crece constantemente dentro del insecto hasta que al final arrolla el cuerpo entero del huésped. El próximo paso de Jaronski es desarrollar un sistema óptimo de entrega para el hongo.

Lea más sobre la investigación en la revista 'Agricultural Research' de septiembre 2006.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 9/19/2006
Footer Content Back to Top of Page