Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Ayuda con el control de una plaga sin productos químicos / 8 de septiembre 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Paul Shirk y Richard Furlong examinan una imagen de computadora de una oruga genéticamente transformada de una polilla india de la harina. Enlace a la información en inglés sobre la foto
El fisiólogo de insectos Paul Shirk (izquierda) y el técnico Richard Furlong usan la microscopia de fluorescencia para examinar una oruga genéticamente transformada de una polilla india de la harina.

Ayuda con el control de una plaga sin productos químicos

Por Jan Suszkiw
8 de septiembre 2006

Un método de control de plagas, llamado la técnica de insecto estéril, utiliza irradiación para esterilizar los machos criados en masa de un insecto nocivo, tal como el gusano barrenador o las moscas mediterráneas de la fruta. Cuando lanzados al campo, los machos se aparean con las hembras salvajes y no producen descendientes, así eliminando o reduciendo la necesidad para el uso de insecticidas químicos.

Durante los últimos varios años, científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) han realizado investigaciones usando la genética molecular para desarrollar sistemas genéticos para esterilizar los insectos nocivos en vez de irradiarlos. Este nuevo método requiere el uso de pedazos modificados de ADN, llamados transposones, para introducir genes extranjeros que pueden causar la esterilidad en los insectos nocivos.

El truco está en asegurar que los transposones no se muevan después de ser insertados en los cromosomas del insecto. Si no, el rasgo de esterilizar puede ser perdido, según Paul Shirk, un fisiólogo con el Centro para Entomología Médica, Agrícola y Veterinaria mantenido por ARS en Gainesville, la Florida.

Como una alternativa al uso de transposones, Shirk y sus colegas incapacitaron el mecanismo de un virus que infecta la mariposa común Junonia coenia y convirtieron el patógeno en un transporte genético llamado JcDNV. Cuando inyectado en la etapa embrionaria del insecto, el JcDNV entrega su carga—un gen extranjero—dentro del cromosoma. El gen se queda en su lugar, y los científicos pueden observar su actividad por toda la vida del insecto, incluyendo si se lo pasa a la cría.

Sin embargo, diferente de los transposones, el JcDNV limita sus entregas a las células somáticas del insecto, pero no a las células reproductivas, anota Shirk, quien trabaja en la Unidad de Investigación de Comportamiento y Control Biológico de Insectos, mantenida por ARS en el centro.

Shirk colaboró con Max Bergoin, un virólogo que originalmente clonó el virus, llamado Junonia coenia densovirus, en la Universidad de Montpellier en Francia, y un grupo posdoctoral incluyendo Herve Bossin y Jennifer Gillett (ambos anteriormente con ARS), y el técnico del ARS Richard Furlong.

Lea más sobre sus investigaciones en la revista 'Agricultural Research' de septiembre.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 9/8/2006
Footer Content Back to Top of Page