Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Granjeros tienen antídotos para la dependencia del aceite / 24 de agosto 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Jane Johnson evalúa una muestra del rastrojo y forraje de maíz, conocido como 'stover'. Enlace a la información en inglés sobre la foto
La científica del suelo Jane Johnson evalúa el potencial del rastrojo y forraje de maíz, conocido como 'stover', para utilización como combustible en calefacción y cocina mediante una técnica de incineración altamente eficaz llamada 'gasificación'.

Granjeros tienen antídotos para la dependencia del aceite

Por Don Comis
24 de agosto 2006

Desarrollar maneras para utilizar cosechas y estiércol para reemplazar combustibles a base de petróleo es el objetivo de los científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en la Unidad de Investigación de Energía Renovable y Manejo de Estiércol en Bushland, Tejas.

Pero, además de estudios allí, la búsqueda para combustibles alternativos se extiende a través de EE.UU., incluyendo sitios como el Laboratorio Norte-Central de Conservación de Suelo mantenido por ARS en Morris, Minnesota.

Nolan Clark, líder de investigación en la unidad en Bushland, y sus colegas planean ensayar varios combustibles biodiesel. Su idea es que materiales localmente disponibles, tales como aceite de palma en Hawai, son los más económicos para usar. Inspirado por la presentación de Clark sobre biodiesel, un pueblo ártico usa un biodiesel a base de aceite de pescado para hacer funcionar los generadores que proveen electricidad al pueblo.

Los científicos del ARS también están trabajando con la Estación de Experimentos Agrícolas en Amarillo en Tejas en quemar una mezcla de estiércol y carbón para calentar edificios y proveer el calor necesario para producir etanol. Este es uno de los combustibles alternativos posibles que están siendo considerados para reducir los costos en la fabricación de etanol.

Ellos también tienen un interés en investigar los usos potenciales para la ceniza sobrante del estiércol y carbón después de quemarlos, tales como fertilizante o en operaciones hortícolas.

Abdullah Jaradat, líder de investigación en el laboratorio de Morris, y sus colegas están colaborando con la Universidad de Minnesota en Morris para ensayar la gasificación de los tallos del maíz, madera y otros materiales para calentar y refrescar los edificios de la universidad. Ellos están analizando la ceniza para ver si es segura para utilización como fertilizante.

Gasificación es una técnica de quemar que convierte los tallos del maíz y otros materiales y el humo en un gas que se puede utilizar para cocinar o calentar. El gas también se puede convertir en electricidad y aún combustible para vehículos en una escasez extendida de petróleo.

Los científicos en Minnesota también están investigando si el hidrógeno o un biocombustible hecho de cuphea podrían ser utilizados para hacer funcionar los generadores secundarios de la universidad. Cuphea es un género de plantas herbáceas anuales que crecen por todo el hemisferio occidental. Las semillas de cuphea rinden un aceite único que potencialmente podría ser utilizado como un biocombustible sin la modificación química necesaria para el aceite de soya. También tiene potencial para la utilización como un lubricante industrial, reemplazando el aceite importado.

Lea más sobre la investigación en la revista 'Agricultural Research' de agosto 2006.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 8/24/2006
Footer Content Back to Top of Page