Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Nueva forma de la marchitez del melón podría amenazar la cosecha de sandía / 14 de agosto 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

La marchitez del melón, inducida por Fusarium.
La marchitez del melón, inducia por Fusarium, en sandías. Imagen cortesía de Benny Bruton del ARS.

Nueva forma de la marchitez del melón podría amenazar la cosecha de sandía

Por Erin Peabody
14 de agosto 2006

Que pena que uno de los placeres simples más disfrutados del verano—la sandía—es tan difícil de cultivar. Cultivadores de melón son asediados por numerosos problemas relacionados a enfermedades, clima, plagas y la búsqueda para una uniformidad de fruta. Pero ahora, desafortunadamente, una nueva amenaza ha emergido—una que podría causar problemas aún más graves para los granjeros.

En estudios separados, científicos con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Lane, Oklahoma, y con la Universidad de Maryland (UM por sus siglas en inglés) en Salisbury han identificado una nueva cepa agresiva de hongo que causa la marchitez del melón en la sandía.

Esta enfermedad es una que todos los granjeros de melón no quieren ver en sus campos. Puede atacar las plantas en cualquier etapa de crecimiento, dejando los pimpollos jóvenes sin vida, o las plantas maduras sin fruta y con nada más que hojas marchitadas y amarillas.

Los científicos del ARS Benny Bruton y Wayne Fish, juntos con colaboradores del UM Xin-Gen Zhou y Kathryne Everts, descubrieron una nueva cepa del hongo Fusarium oxysporum que causa la marchitez. Sus hallazgos fueron presentados la semana pasada en una reunión colectiva de la Sociedad Americana de Fitopatología y la Sociedad Micológica Americana, en la Ciudad Québec, Canadá.

Sandia injertada sobre el patrón de Cucurbita. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Sandia injertada sobre el patrón de Cucurbita. La planta resultante de sandía ganará resistencia contra la marchitez del melón, y la fruta tendrá calidad aumentada.

Bruton y Fish, quienes trabajan en el Laboratorio Sur Central de Investigación Agrícola mantenido por ARS en Lane, descubrieron la nueva cepa, nombrada 'Cepa 3', mientras observando las plantas de sandía en los campos cerca de su laboratorio en Oklahoma. Bruton veía que un nuevo hongo que actuaba diferente estuvo atacando las plantas que se pensaban ser resistentes al Fusarium.

Tres cepas distintas de Fusarium son conocidas por causar la marchitez del melón. Cultivadores de nuevas variedades de plantas han desarrollado variedades de sandía que pueden resistir muy bien las Cepas 0 y 1. Y afortunadamente, Cepa 2—para la cual no hay cultivares comerciales resistentes—no es competitiva en el ambiente del suelo.

Según Bruton, lo mismo es probablemente cierto para la nueva y más virulenta Cepa 3. Pero él tiene una solución. Él y sus colegas han descubierto que injertar sandía en un patrón de calabaza es una manera eficaz de controlar el marchitez. El proceso de injertar aumenta la resistencia en general y el vigor de la planta.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 8/14/2006