Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Nuevo estudio sobre rendimientos de cosechas pone en duda una predicción acerca del cambio climático / 30 de junio 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Un campo en Urbana, Illinois, durante un estudio sobre los efectos de niveles elevados de ozono en las semillas de soya. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Científicos del ARS y sus colaboradores están usando un método llamado "el enriquecimiento de la concentración del dióxido de carbono en aire libre" para mejorar la capacidad de predecir el impacto de los niveles más altos de dióxido de carbono en los rendimientos de cosechas.

Nuevo estudio sobre rendimientos de cosechas pone en duda una predicción acerca del cambio climático

Por Jan Suszkiw
30 de junio 2006

Los mejores modelos de producción de cosechas predicen que temperaturas más altas y suelos más secos disminuirán los rendimientos como resultado del cambio climático global en el año 2050.

Los modelos también predicen que otro fenómeno anticipado de cambio climático—los efectos del dióxido de carbono elevado en estimular rendimientos aumentados—compensarán por esas pérdidas. Así que nada se ha ganado ni perdido, ¿verdad? Esto no es exactamente correcto, dice un grupo de científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS), la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign (UIUC por sus siglas en inglés), y Suiza.

En la revista 'Science' (Ciencia) de esta semana, los investigadores afirman que los modelos de simulación de hoy en día sobreestiman el "efecto de fertilización por CO2", el cual se refiere a la eficacia mejorada de algunas cosechas en utilizar la luz del sol para convertir CO2 a azúcares. El problema es que los modelos dependen de datos de estudios con plantas en cámaras de crecimiento, dicen los fisiólogos de plantas Donald Ort y Elizabeth Ainsworth del ARS, los científicos Stephen Long y Andrew Leakey de UIUC, y Josef Nösberger del Instituto de Ciencia de Plantas en Suiza.

Según su reporte, el calor atrapado, el flujo pobre del aire, la alta humedad y otras condiciones dentro de los invernaderos y cámaras de crecimiento cambian las reacciones de las plantas a los niveles elevados de CO2.

Para evitar estos problemas, los investigadores usaron un enriquecimiento de la concentración del dióxido de carbono en aire libre (FACE por sus siglas en inglés) para simular la atmósfera del año 2050 bajo condiciones verdaderas de campo. Este método continuamente expone las plantas de cosechas dentro de lotes de 66 pies en diámetro a 550 partes por millón (ppm) de CO2, la cual es la concentración predicha para el año 2050. El nivel actual es 380 ppm. Ort, quien dirige la Unidad de Investigación de Fotosíntesis en Urbana, observó el crecimiento y rendimiento de maíz y soya con sus colegas del ARS y UIUC. En Maricopa, Arizona, un colaborador del ARS observó trigo y sorgo, y en Suiza, Nösberger examinó pastos de forraje.

Después de acumular datos de FACE sobre las cosechas, los científicos los compararon con simulaciones anteriores con plantas en cámaras de crecimiento. La diferencia fue dramática. Los aumentos en rendimientos causados por el efecto de fertilización por CO2 y medidos en los experimentos de FACE fueron 50 por ciento menos que los en las simulaciones en las cámaras de crecimiento.

Según Ort, los hallazgos justifican una reexaminación del papel de CO2 en predecir los rendimientos de cosechas en el futuro, especialmente en la presencia de otras preocupaciones sobre el cambio climático, tales como la contaminación con el ozono, el cual es tóxico a las cosechas.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 6/30/2006