Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Mejorando la conservación en los campos de patatas / 9 de mayo 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Un granjero y dos científicos del suelo de ARS evalúan algunas patatas recién cosechadas que están en un recipiente de almacenaje. Enlace a la información en inglés sobre la foto
El granjero Alvin Kunugi (izquierda) y los científicos del suelo Jorge Delgado (centro) y Ronald Follett evalúan la calidad y el tamaño de patatas cosechadas de una rotación de cosechas que incluyeron plantas con raíces profundas.

Cerca de un campo de patatas, Jorge Delgado y Alan Stuebe se arrodillan para examinar un área de suelo expuesto por una zanja a una profundidad de cuatro pies. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Delgado (izquierda) y el científico del suelo Alan Stuebe del Servicio de Conservación de Recursos Naturales, parte del USDA, estudian las características del suelo que son importantes en la comprensión del movimiento y la dinámica del nitrógeno.

Mejorando la conservación en los campos de patatas

Por Laura McGinnis
9 de mayo 2006

Cultivos de cobertura con raíces profundas pueden ayudar a los granjeros de patata a impedir la erosión y proteger el agua subterránea mientras reduciendo la lixiviación de nitrato. Esta es una conclusión de los científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) quienes desarrollaron varias herramientas importantes y técnicas para ayudar a los cultivadores a manejar su terreno económicamente y responsablemente.

Cosechas con raíces pocas profundas que son fertilizadas fuertemente, tales como patatas, son más susceptibles a la lixiviación de nitrato, según Jorge Delgado, un científico de suelo en la Unidad de Investigación de Nutriente de Planta de Suelo mantenida por ARS en Fort Collins, Colorado. Sin embargo, la recuperación del nitrógeno puede ser mejorada significantemente—y la lixiviación minimizada—usando un cultivo de cobertura con raíces profundas tales como centeno de invierno, cebada de malta o trigo de invierno.

Cultivos de cobertura con raíces profundas reducen la erosión por viento, retienen el carbón, ciclan nutrientes y llevan el nitrato más lejos del suelo que las cosechas con raíces pocas profundas. Cosechas tales como centeno del invierno y trigo aun pueden ser usadas para apacentamiento.

Investigaciones complementarias de patatas están siendo realizadas en laboratorios del ARS en Prosser, Washington, y Orono, Maine.

En Prosser, científicos midieron cuánto nitrógeno el cultivo de cobertura Brassica contribuyó al suelo y cuánto fue absorbido por las cosechas de patata. Estos estudios mostraron que como 30 por ciento del nitrógeno en la superficie del campo de cosecha está ciclado de nuevo al suelo. Sembrar el cultivo de cobertura Brassica podría ahorrarles a los cultivadores de 15 a 20 dólares por acre en los precios actuales de fertilizante.

Investigadores en Orono modelaron la influencia de la temperatura en la descomposición del residuo de cosecha y la disponibilidad del nitrógeno para poder predecir el tiempo más apropiado para aplicar un fertilizante adicional para realizar las necesidades de la cosecha y potencialmente reducir la cantidad de nitrato que se pierde al agua subterránea.

Estos estudios promueven la “conservación de precisión” o prácticas de manejo que incorporan los elementos de conservación y la agricultura de precisión.

Lea más sobre la investigación en la revista Agricultural Research de mayo 2006.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 5/9/2006
Footer Content Back to Top of Page