Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Un sistema automatizado predice los rendimientos de uva / 21 de abril 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Uvas. Enlace a la información en inglés sobre la foto

Un sistema automatizado predice los rendimientos de uva

Por Jan Suszkiw
21 de abril 2006

Estimar los rendimientos de uva es una tarea laboriosa que toma mucho tiempo. Pero esto podría cambiar, gracias a un aparato de alta tecnología desarrollado por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Prosser, Washington.

Allí, la horticultora Julie Tarara del ARS y sus colegas han desarrollado un sistema automatizado para estimar los rendimientos de uva basado en los cambios de tensión en el alambre de la espaldera usada para sostener la cosecha de vid. Su grupo todavía está ensayando el sistema. La esperanza es que los estimados de rendimiento producidos les permitirán a los cultivadores y procesadores a sincronizar mejor sus operaciones de podar, regar y cosechar, así como producir jugo.

Según Tarara, quien trabaja en la Unidad de Investigación de Cosechas Hortícolas mantenida por ARS en Prosser, el método actual de estimar los rendimientos de uva involucra contando los racimos de bayas en muestras de vides, y luego contando y pesando las bayas individuales. Los promedios entonces se comparan a los datos de las previas temporadas de producción para predecir el rendimiento probable de la cosecha actual.

Estimados imprecisos a veces pueden ser costosos. Por ejemplo, un estimado inflado de rendimiento podría causar a una vinería a pedir más barriles de lo que realmente necesita. Lo que duele es el precio: Barriles nuevos americanos hechos de roble cuestan por lo menos 300 dólares cada uno, mientras barriles nuevos franceses hechos de roble cuestan desde 600 dólares hasta 800 dólares cada uno.

El sistema automatizado de los científicos usa un aparato para detectar aumentos en la tensión del alambre de la espaldera mientras los racimos de uva se forman y las bayas crecen. Un registrador de datos registra las señales generadas por los cambios de tensión cada 10 segundos, formulando un promedio cada 15 minutos.

Ahora, el grupo de Tarara tiene que bajar, inspectar y "limpiar" la información del registrador para procesarla y usarla eventualmente en predecir el rendimiento de uva. Después de la validación de los datos con ensayos de campo, el proceso será completamente automatizado, proveyendo a los utilizadores información de tiempo real sobre el progreso de sus cosechas, según Tarara.

La investigación del grupo de Tarara sobre los rendimientos de uva es parte de un programa de viticultura más amplia en Prosser con el objetivo de ayudar a los cultivadores del Pacifico Noroeste a reclamar más de los mercados de uva domésticos y mundiales a través de prácticas mejoradas de granja y operaciones mecanizadas.

Lea más sobre la investigación en la revista 'Agricultural Research' de abril 2006.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 4/21/2006
Footer Content Back to Top of Page