Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Evaluando un fumigante natural para los manzanales / 12 de abril 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Micrografía de Rhizoctonia mycelium mostrando las ramas de las hifas. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Micrografía de Rhizoctonia mycelium mostrando las ramas de las hifas.

Evaluando un fumigante natural para los manzanales

Por Jan Suszkiw
12 de abril 2006

Los cultivadores de manzana que quieren usar sustancias naturales producidas por la descomposición de las plantas Brassica para "biofumigar" sus manzanales quizás primero deben considerar nuevos hallazgos por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Wenatchee, Washington.

La semilla de colza, mostaza y otras especies de Brassica están aumentando en popularidad en Washington y California como un método natural para controlar las plagas del suelo antes de la sembradura. Esto es porque estas plantas emiten una variedad de subproductos químicos cuando se descomponen—particularmente isotiocinatos.

Pero según el patólogo de plantas Mark Mazzola, hay mecanismos aparte de la biofumigación que están trabajando contra Rhizoctonia solani, un hongo que causa la enfermedad del replante en manzanos. Mazzola trabaja en el Laboratorio de Investigación de Frutas de Árbol mantenido por ARS en Wenatchee.

Mazzola y sus colaboradores quieren mejorar el uso de Brassica en métodos integrados para controlar la enfermedad del replante, la cual es tradicionalmente controlada con fumigantes químicos. En la región del Pacífico Noroeste, esta aflicción que impide el crecimiento de los árboles jóvenes de manzana puede causar beneficios disminuidos de cosechas de hasta 40.000 dólares por acre sobre 10 años.

En ensayos usando semillas molidas de colza como una enmienda del suelo, Mazzola observó que el lanzamiento de isotiocinatos no tuvo impacto en el control de Rhizoctonia. En cambio, el control resultó de los cambios que las semillas de colza causaron al ambiente del suelo y a los microbios que viven allí. Algunos prosperaron, mientras otros perecieron.

Por ejemplo, las cepas de la bacteria Streptomyces y el hongo Pythium ambos crecieron bien en suelo con la semillas molidas de colza. El hongo Pythium es otro culpable de la enfermedad del replante, y las cepas de Streptomyces producen óxido nítrico. En plantas, el óxido nítrico estimula una reacción llamada resistencia sistémica adquirida que las ayuda a combatir las plagas. Mazzola teoriza que aumentos en la bacteria Streptomyces causados por las enmiendas de las semillas de colza estimularon esta reacción de resistencia en las raíces de los manzanos, suprimiendo la supervivencia de Rhizoctonia por mucho tiempo después de la desaparición de los isotiocinatos del suelo.

Sin embargo, aumentos de Pythium requirieron control con el producto químico mefenoxam. Así que, la eficacia de Brassica como un método de control de las plagas del suelo no es inequívoca, según Mazzola. Los estudios de Mazzola aparecen en la revista 'Plant Disease' (Enfermedad de Plantas).

Lea más sobre la investigación en la revista 'Agricultural Research' de abril 2006.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 4/12/2006