Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Cómo "cantan" las semillas de trigo es una señal de su calidad / 30 de marzo 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Foto en primer plano de un grano de trigo atacado por un insecto. Enlace a la información en inglés sobre la foto
El trigo puede ser dañado por insectos dentro de los granos. Si hay más de 32 granos dañados en 100 gramos de trigo, el valor del grano se disminuyen considerablemente.

Cómo "cantan" las semillas de trigo es una señal de su calidad

Por Erin Peabody
30 de marzo 2006

¿Cómo encuentra las semillas "malas" en un grupo? Según Thomas Pearson, un científico con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS), tiene que escuchar muy atentamente.

Pearson, quien es un ingeniero agrícola en el Centro de Investigación de Mercadear y Producción de Grano mantenido por ARS en Manhattan, Kansas, ha desarrollado un separador basado en acústica que puede distinguir entre las semillas de trigo "limpias" y aquellas que han sido picadas y dañadas por insectos.

La idea detrás de la tecnología original es simple. Una semilla de trigo que está entera e intacta hará un "sonido metálico" un poco diferente cuando golpeando contra una placa de acero comparado con el sonido hecho por una semilla que ha sido excavada por un insecto.

Ya que las semillas individuales del trigo son tan pequeñas, duras y de peso ligero, cualquier energía acústica que ellas emitan es inaudible para los oídos humanos. Así que, Pearson equipó su sistema de clasificación con un micrófono especial que puede recoger sonidos ultrasónicos en frecuencias excepcionalmente altas.

Barrenadores menores de los granos alimentandose en granos de trigo. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Los barrenadores menores de los granos se desarrollan y se alimentan dentro de los granos de trigo.

Después de evaluar las calidades acústicas de las semillas, el separador moverá las semillas de trigo dañadas de una muestra aleatoria a un recipiente, y mandará las semillas "aceptables" a otro recipiente. También puede identificar las semillas que tienen una larva dentro de la semilla, una proeza que, para los inspectores de grano, es como buscar una aguja en un pajar.

Cada año, trigo y otros granos estadounidenses con un valor de más de 1,5 mil millones de dólares tienen que ser desechados o bajados de categoría por el daño postcosecha por las plagas de insectos. A pesar de las medidas preventivas, las plagas—desde la larva de polilla hasta los escarabajos pequeños de harina—todavía encuentran la manera de invadir las instalaciones de almacenaje de granos.

Ahora, la mayoría de inspectores de grano tienen que examinar cuidadosamente y penosamente las muestras de grano a mano, confiando en el ojo para identificar semillas de trigo que han sido dañadas por insectos. Se puede tomar más de 20 minutos para examinar una muestra de 100 gramos, o una que pesa como un cuarto de una libra.

El separador de Pearson puede analizar la misma muestra en como 75 segundos, o en una tasa de 40 semillas por segundo. Y detecta exitosamente las semillas dañadas el 87 por ciento del tiempo.

La tecnología—la cual sin duda llevará a estimados más precisos de los daños por insectos en las cargas de trigo—ahora está disponible para que un socio del sector privado la saque al mercado.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 3/30/2006
Footer Content Back to Top of Page