Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Un programa para guiar el comer saludable por las chicas jóvenes / 23 de marzo 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Una chica que está a punto de comer una fresa cogida de un bol de fruta fresca. Enlace a la información en inglés sobre la foto

Un programa para guiar el comer saludable por las chicas jóvenes

Por Alfredo Flores
23 de marzo 2006

Estudios en el Centro de Investigación de Nutrición de Niños (CNRC por sus siglas en inglés) en Houston, Texas, han mostrado una relación entre el consumo de vegetales por las chicas preadolescentes y su peso.

El CNRC es dirigido por el Colegio Baylor de Medicina en colaboración con el Hospital de Niños de Texas. El centro es financiado por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS), la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

El CNRC fue uno de cuatro centros estadounidenses involucrados en el desarrollo y el ensayo piloto de un programa innovador sobre la prevención de obesidad conocido como 'Girls' Health-Enrichment Multisite Studies' (Estudios en Sitios Múltiples del Enriquecimiento de la Salud de Chicas, o GEMS por sus siglas en inglés). Patrocinado por el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre, el objetivo de GEMS es encontrar maneras para prevenir la obesidad entre las chicas afroamericanas de edades entre 8 a 10. Los otros centros son la Universidad de Memphis en Tennessee, la Universidad de Minnesota en Minneapolis y la Universidad de Stanford en Palo Alto, California.

Para obtener una medida del consumo dietético normal de 114 chicas afroamericanas de edades entre 8 a 10, los investigadores le preguntaron a cada chica, en el comienzo del estudio, a recordar las comidas que ella consumió entre un período de 24 horas en dos días específicos.

Karen W. Cullen, una científica de comportamiento en el CNRC y también una profesora asociada en el Colegio Baylor de Medicina, reportó algunos de los resultados, comparando estaturas y pesos de las chicas—expresados como medidas del Índice de Masa Corporal o BMI por sus siglas en inglés—con el consumo. Ella y sus colegas descubrieron una relación inversa importante entre BMI y la cantidad de vegetales consumidos diariamente por los participantes de GEMS. Esto significa que las chicas que reportaron comer más vegetales tuvieron un BMI más bajo. Estos resultados sugieren que vegetales de calorías más bajas podrían reemplazar las comidas de calorías más altas en las dietas de las chicas y tienen una influencia positiva en el equilibrio de energía.

Las chicas que comieron bocadillos más frecuentemente también consumieron más bebidas dulcificadas, tales como bebidas de fruta, té dulcificado y refrescos.

Lea más sobre este programa en la revista 'Agricultural Research' de marzo 2006, la cual se enfoca en las investigaciones del ARS sobre la obesidad. Los hallazgos fueron originalmente publicados en la revista 'Obesity Research' (Investigaciones de Obesidad).

Última Modificación: 3/23/2006