Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Pastos sembrados pueden sostener ganado—y praderas nativas / 14 de febrero 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

El ganado Hereford se alimentan con el forraje de praderas nativas. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Un grupo del ganado Hereford se alimenta con el forraje de praderas nativas en el Laboratorio Fort Keogh de Investigación de Ganado y Praderas en Miles City, Montana.

Pastos sembrados pueden sostener ganado—y praderas nativas

Por Erin Peabody
14 de febrero 2006

Reducir las presiones del apacentamiento en las praderas nativas y mantener las manadas de ganado adecuadamente alimentadas pueden ser metas compatibles, según científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS). Solamente se necesita una estrategia acertada de apacentamiento.

Marshall Haferkamp, un científico de pradera en el Laboratorio Fort Keogh de Investigación de Ganado y Pradera mantenido por ARS en Miles City, Montana, ha descubierto que usar los pastos sembrados para ciertos céspedes perennes de temporada fresca pueden proveerles a los animales con suficiente nutrición, especialmente durante los meses cuando el forraje frondoso es difícil de conseguir.

Adicionalmente, los rancheros pueden usar los pastos sembrados para ayudar a las praderas nativas con la presión de apacentamiento en la primavera y otoño, permitiendo sitios potencialmente frágiles o recuperando a recuperarse.

En las regiones semiáridas de Montana oriental—donde se encuentra el laboratorio en Miles City—trabajando en una finca de ganado significa confiar, en gran manera, en la Madre Naturaleza. Según Haferkamp, las lluvias que vienen en abril, mayo y junio usualmente determinan cuánto forraje está disponible para apacentar en un año por el ganado.

Este incierto es una de las razones de porque Haferkamp querría explorar los céspedes seleccionados de temporada fresca—para apacentar en la primavera y otoño—como forrajes potenciales para completar las necesidades nutritivas de una manada alrededor del año.

Los céspedes tendrán que ser productivos en el ambiente de las Zonas de las Praderas Norteñas así como también ser digestibles y nutritivos para el ganado.

En colaboración con la nutricionista de animales Elaine Grings y el genetista Michael MacNeil del ARS, Haferkamp descubrió que el ganado aumentó más peso en la primavera y otoño mientras apacentando en los pastos sembrados que en las praderas nativas.

Los cultivares más prometedores incluyen un cultivar de primavera llamado "Hycrest" agropiro crestado y el cultivar de otoño "Prairieland" ballico Altai. Hycrest fue desarrollado por cultivadores de planta en el Laboratorio de Investigación de Forraje y Pradera mantenido por ARS en Logan, Utah.

Para aprender más sobre los estudios de forraje de Haferkamp, vea la revista actual de 'Agricultural Research'.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 2/14/2006