Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Estudio de estar a dieta realza los beneficios de un grupo de apoyo / 25 de enero 2006 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Molly Kretsch y Monique Derricote demuestran una prueba computarizada de la duración de atención. Enlace a la información en inglés sobre la foto
En un estudio previo, Molly Kretsch (derecha), ahora una líder del programa nacional del ARS sobre investigaciones de la nutrición humana, y la dietista registrada Monique Derricote demuestran una prueba computarizada de la duración de atención.

Estudio de estar a dieta realza los beneficios de un grupo de apoyo

Por Marcia Wood
25 de enero 2006

Personas a dieta que tienen la ayuda de un grupo de apoyo podrían tener menos estrés y sufrir menos disminución de su capacidad intelectual que aquellas que lo hacen sola, según resultados de un estudio por científicos de nutrición del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colegas financiados por ARS.

La investigación aparentemente es la primera en examinar simultáneamente la interacción entre varios factores considerados en investigaciones anteriores de pérdida de peso: un régimen supervisado frente a uno no supervisado; estrés aumentado; y una reducción temprana y temporal en el funcionamiento mental. Esto es según Molly Kretsch, una líder del programa nacional para la investigación de nutrición humana del ARS en Beltsville, Maryland, y co-investigadora en el estudio.

Cincuenta y seis mujeres sobre peso entre edades de 23 a 45 terminaron el estudio, participando por ocho semanas en regímenes supervisados o no supervisados de perder peso, o en un grupo que no estuvieron a dieta o no se reunieron como un grupo.

Las personas a dieta que se reunieron semanalmente en sesiones de grupo de apoyo no tuvieron un aumento significante en niveles de cortisol, una hormona asociada con el estrés, al fin de la primera semana del estudio. Pero las personas a dieta sin ayuda si tuvieron niveles más altos de cortisol.

Y además, en ese mismo tiempo del estudio, las personas a dieta sin ayuda sacaron notas más bajas que aquellas supervisadas y los voluntarios no a dieta en dos ensayos computerizados sobre la capacidad de memoria, un aspecto del funcionamiento mental.

Un ensayo, por ejemplo, requiere que los voluntarios recuerden números que aparecen brevemente en la pantalla de computadora.

Aunque no había diferencias importantes entre las notas del funcionamiento mental de los voluntarios por la cuarta y octava semana, las diferencias anotadas al fin de la primera semana no obstante les interesan a los investigadores y profesionales del cuidado de salud que desean ayudar a las personas a dieta a reducir el estrés asociado con la pérdida de peso y los problemas de funcionamiento mental. Cualesquier o ambos tipos de problemas—y la rapidez con los cuales ocurren durante el régimen—podrían llevar a las personas a dieta a abandonar muy pronto los programas de pérdida de peso.

Las personas que podrían estar a dieta incluyen cualquiera de los millones de adultos estadounidenses que están sobre peso o son obesos.

Kretsch y los investigadores de neurociencia Michael W. Green y Nicola A. Elliman de la Universidad Aston en Birmingham, Reino Unido, reportaron sus hallazgos en la revista 'Psychoneuroendocrinology' (Psiconeuroendocrinología) del 2005.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 1/25/2006
Footer Content Back to Top of Page