Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

¿Seta sabrosa o un hongo fatal? Un investigador federal decide / 28 de noviembre 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Seta chanterelle
La seta venenosa llamada "oronja verde"
La seta chanterelle (Cantharellus cibarius, foto de arriba), la cual es comestible, y la seta llamada "oronja verde" (Amanita phalloides), la cual es venenosa. Imágenes cortesía de Melissa Morris (para la chanterelle) y Mike Davis (para la oronja verde), Sociedad Davis de Micología.

¿Seta sabrosa o un hongo fatal? Un investigador federal decide

Por Erin Peabody
28 de noviembre 2005

Con nombres como cuesco de lobo, corros de hadas, y nido de pájaro, es difícil de tomar seriamente algunos hongos. Pero, como saben los expertos de seta con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS), aun el hongo con una apariencia inocente brotando en su césped podría ser una cuestión de vida o muerte.

Es especialmente importante recordar esto en los meses del otoño, cuando los que recogen setas a través del país andan por bosques y pastos húmedos buscando las setas chanterelle, setas maitake y otros hongos comestibles.

David Farr, quien estudia hongos y trabaja en el Laboratorio de Botánica y Micología Sistemática, mantenido por ARS en Beltsville, Maryland, sabe muy bien los peligros de comer un hongo desconocido.

Por 20 años, Farr ha sido el experto principal para varios hospitales en el área de Washington, D.F., que tratan pacientes que han comido un hongo sospechoso y potencialmente venenoso. El tratamiento depende, en parte, en qué tan letal es el hongo consumido – en cuyo caso una identificación rápida y exacta por un experto sobre los hongos es esencial.

En algunos casos, Farr ha podido confirmar que el hongo consumido no es letal, permitiendo al paciente a evitar el procedimiento incomodo del lavado gástrico.

Adelantos tecnológicos, tales como teléfonos celulares y cámaras digitales, hacen el trabajo de Farr más fácil. Anteriormente, él tuvo que confiar en descripciones provistas por teléfono, pero personales de hospital ahora pueden mandarle en unos segundos una foto digital del espécimen de hongo.

Muchos de los casos de Farr han involucrado uno de dos grupos de personas: adultos curiosos que no pueden resistir mordisquear en un hongo bonito creciendo en sus jardines, o niños jóvenes que no saben que no se debe coger un hongo y comerlo.

Además de tener una experiencia extensiva identificando setas, Farr también ayuda a dirigir la colección nacional más grande de hongos, la cual se mantiene en el laboratorio de Beltsville.

Para evitar contratiempos innecesarios con setas, Farr sugiere que cualquier persona que busca hongos comestibles debe usar guías al día y otras herramientas de identificación.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 11/28/2005
Footer Content Back to Top of Page