Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Línea especial de abejas "olfatean" a su peor enemigo / 13 de octubre 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Un ácaro Varroa adulto alimentándose en una abeja joven. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Un ácaro Varroa adulta alimentándose en una abeja joven. El ácaro es el óvalo marrón cerca de la parte de atrás del abdomen de la abeja.

Línea especial de abejas "olfatean" a su peor enemigo

Por Erin Peabody
13 de octubre 2005

Resulta que una buena protección contra invasores de hogar podría ser una higiene impecable – por lo menos para las abejas de miel, según entomólogos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) que están estudiando las defensas de las colonias de abejas contra los ácaros varroa.

Los ácaros chupan la sangre de la abeja y dañan la colmena, y actualmente son la amenaza más seria al sector apícola. Estos parásitos minúsculos pero potentes han destruido hasta 70 por ciento de las colmenas en algunas partes de EE.UU., amenazando los insectos que ayudan a polinizar cosechas de nueces, frutas y verduras que tienen un valor de 15 mil millones de dólares anualmente.

En su búsqueda para una solución que dure más tiempo y que no use productos químicos contra este problema creciente, los investigadores John Harbo y Jeffrey Harris del ARS descubrieron un grupo especial de abejas que confían en instintos naturales para reducir la población de ácaros en una colonia.

Al principio, ellos nombraron las abejas genéticamente superiores "SMR" porque los insectos parecían "suprimir la reproducción del acaro" ('suppress mite reproduction' en inglés). Los científicos sospecharon que las abejas transmitían señales químicas que de algún modo confundían los parásitos femeninos ya listos para reproducir.

Pero con investigaciones adicionales, Harbo y Harris han descubierto que sus abejas SMR no interfieren con la reproducción del acaro. En cambio, las abejas simplemente son amas de casa excepcionales.

Las abejas parecen poder olfatear y encontrar los ácaros jóvenes que todavía están desarrollándose. Después de encontrar una familia joven de ácaros situada cómodamente en un compartimiento del panal, las abejas inician su limpieza meticulosa. Las abejas mastican la capa cérea de la cámara semejante a una incubadora, exponiendo las vulnerabilidades numerosas de los parásitos minúsculos.

Con el tiempo, gracias a sus impulsos higiénicos y altamente motivados, las abejas pueden tener un impacto importante en la cantidad total de los ácaros que infestan una colonia.

Harbo y Harris, quienes trabajan en la Unidad de Investigación de la Crianza, Genética y Fisiología de la Abeja de Miel mantenida por ARS en Baton Rouge, Luisiana, han hecho disponibles sus abejas únicas, con su capacidad para detectar los ácaros varroa, a Glenn Apiaries, un proveedor de abejas en Fallbrook, California.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de octubre.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 10/13/2005
Footer Content Back to Top of Page