Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Los carotenoides tentadores de la calabaza son estudiados / 11 de octubre 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Tarta de calabaza. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Betty Burri prepara muestras de calabaza para análisis de los carotenoides. Enlace a la información en inglés sobre la foto
La química Betty Burri pone muestras de calabaza homogeneizada y congelada en seco dentro de un extractor de fluídos supercríticos para analizar los carotenoides.

Los carotenoides tentadores de la calabaza son estudiados

Por Marcia Wood
11 de octubre 2005

Las latas de calabaza cocinada y en forma de puré, listas para hacer una tarta cremosa o una sopa rica, probablemente contienen más beta-caroteno que cualquier otra comida en la alacena. El cuerpo humano puede convertir este carotenoide y antioxidante sano a vitamina A, un nutriente esencial para tener buena vista y un crecimiento apropiado.

Hasta ahora, no había un método rápido, fácil y amigable con el medio ambiente para medir precisamente el beta-caroteno y otros carotenoides en la calabaza. Estudios encabezados por la química Betty J. Burri del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) ahora ayudan a mostrar que un proceso conocido como la extracción por fluídos supercríticos, o SFE por sus siglas en inglés, eficazmente saca cantidades significantes de carotenoides de las muestras de calabaza.

También, la utilización de SFE junto con otra tecnología, llamada cromatografía líquida en fase reversa, para identificar y medir los compuestos extraídos requiere menos labor que otras opciones, no requiere el uso de productos químicos fuertes, y provee resultados rápidos, fiables y reproductibles.

Investigadores de nutrición y de salud pública mundialmente quieren aprender más sobre el beta- caroteno y otros carotenoides, los cuales son compuestos naturales de planta que son responsables del tinte de color naranja de la calabaza y las zanahorias y el color rojo oscuro de los tomates. Esto es porque se piensa que algunos carotenoides ayudan a reducir la incidencia de cataratas, enfermedad cardiaca, y tipos particulares de cáncer.

El beta-caroteno todavía es uno de los carotenoides más estudiados. Pero la importancia de otros carotenoides, tales como criptoxantina, luteína y licopena, y sus cantidades no es bien conocida, según Burri. Ella trabaja en el Centro Occidental de Investigación de Nutrición Humana en Davis, California.

Ni SFE ni cromatografía en fase reversa son nuevas tecnologías. Pero Burri y sus colegas son aparentemente los primeros en proveer guías detalladas para la utilización de estas tecnologías para medir más precisamente los carotenoides en las calabazas. Sus hallazgos, los cuales fueron reportadas en la revista 'Journal of Chromatography' (Revista de Cromatografía) anteriormente en este año, son destacados en la revista 'Agricultural Research' de octubre:

http://www.ars.usda.gov/is/AR/archive/oct05/pumpkin1005.htm

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 10/11/2005