Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Un adelanto científico podría ayudar a movilizar más avispas contra una plaga de la uva / 28 de septiembre 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

La avispa Gonatocerus. Enlace a la información en inglés sobre la foto
La chicharrita de alas cristalinas. Enlace a la información en inglés sobre la foto La avispa Gonatocerus (arriba) pronto tendrá un papel importante en impedir la transmisión de una enfermedad de uvas diseminada por la chicharrita de alas cristalinas. La chicharrita es aproximadamente de 15 a 20 veces más grande que la avispa, la cual es su enemigo natural.

Un adelanto científico podría ayudar a movilizar más avispas contra una plaga de la uva

Por Jan Suszkiw
28 de septiembre 2005

La especie de avispa Gonatocerus no le molesta a la gente. Pero estos parásitos minúsculos pueden ser una amenaza seria a las chicharritas de alas cristalinas, las cuales son insectos que pueden transmitir enfermedades a los viñedos de uvas en California.

Ahora, un método experimental de refrigerar huevos parasitados de las chicharritas por hasta 60 días podría mejorar la crianza artificial de las avispas Gonatocerus para un lanzamiento como agentes de control biológico. El entomólogo Roger Leopold del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) está investigando el método de almacenaje de los huevos, junto con Marion Harris y Wenlong Chen, ambos con la Universidad Estatal de Dakota del Norte en Fargo.

Los lanzamientos de la avispa Gonatocerus son parte de un enfoque con múltiples facetas usado por el estado de California para impedir la transmisión de la bacteria Xylella fastidiosa por las chicharritas. Esta bacteria causa la enfermedad de Pierce en los vides de uvas y otras plantas hospedadoras.

Las avispas Gonatocerus reproducen poniendo sus huevos dentro de los huevos de las chicharritas. Después de empollar, las larvas Gonatocerus comen sus huéspedes, y luego se desarrollan y emergen de 10 a 12 días después como avispas adultas. En California, el surgimiento de Gonatocerus en la primavera es más avanzada de lo de las chicharritas, así que hay menos avispas disponibles para infestar los huevos de la plaga. Pero los ataques por las avispas en el otoño pueden causar pérdidas de hasta 90 por ciento en las poblaciones de las chicharritas.

El lanzamiento de las avispas criadas en insectarios puede ayudar a cerrar esa brecha, pero esta práctica es costosa y toma mucho tiempo ya que hay que usar plantas vivas y huevos de la chicharrita. El almacenaje refrigerado de los huevos podría reducir los costos de producción y proveer más tiempo para acumular más avispas para lanzamientos en la primavera, dice Leopold, con el Laboratorio de Investigación de Biociencias mantenido por ARS en Fargo.

En estudios allí con avispas G. asmeadi y G. triguttatus, el grupo de Leopold almacenó huevos parasitados de la chicharrita por 30 a 60 días en tres diferentes regímenes de aumentos en temperatura. Bajo un régimen--comenzando con una temperatura de 4,5 grados Celcius y terminando con 7,5 grados Celsius--el surgimiento de las avispas fue 60 por ciento. Más importante, su salud y longevidad fueron similares a la de las avispas producidas de huevos no tratados, reportó Leopold.

El grupo planea presentar un papel científico describiendo los resultados, incluyendo las tasas de surgimiento de las avispas de los huevos muertos de chicharritas. Leopold y Chen también presentarán sus hallazgos en el Simposio de Investigación de la Enfermedad de Pierce en San Diego, California, este diciembre.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 9/28/2005
Footer Content Back to Top of Page