Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Consejos de África acerca de la producción lechera / 1 de septiembre 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Lea este articulo de la revista—en español—para encontrar más.

Vaquillas lecheras en corrales experimentales en campos antes de la sembradura del maíz en la primavera. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Vaquillas lecheras en corrales experimentales en campos antes de la sembradura del maíz en la primavera. Las máscaras de aluminio rodeando los corrales capturan el amoníaco emitido de la superficie del suelo.

Consejos de África acerca de la producción lechera

Por Erin Peabody
1 de septiembre 2005

Un científico del Servicio de Investigación Agrícola ha descubierto un método innovador para manejar las toneladas de abono producidas cada año en las granjas lecheras. Pero la idea no es completamente suya; los vaqueros de África han usado esta idea por cientos de años.

Mark Powell, un agroecólogo en el Centro Estadounidense de Investigación de Forraje de Vacas Lecheras mantenido por ARS en Madison, Wisconsin, estudia cómo nutrientes son ciclados en las granjas lecheras. Él sabe que lo que entra en un sistema agrícola--es decir, el forraje y los suplementos alimentarios de las vacas--tienen que salir.

Según Powell, una vaca sola excreta como ocho galones de orina y una cantidad igual de abono cada día.

Estos desechos contienen fertilizantes naturales tales como nitrógeno y fósforo que pueden ser aplicados a los campos para beneficiar las cosechas de forraje. Pero si no se esparcen estratégicamente los nutrientes, ellos pueden acumularse en el suelo y lixiviar a las vías fluviales.

Ahora, después de pasar 15 años en África Occidental, donde Powell estudió cómo las sociedades pastoriles manejan sus animales, él piensa que ha descubierto un enfoque que no sólo optimiza el potencial de los desechos, sino también no amenaza el medio ambiente.

Según Powell, el abono es el único fertilizante disponible a los vaqueros africanos, así que no malgastan ni un poquito de el. Ellos colocan sus animales directamente en los campos que están siendo preparados para la próxima temporada de sembrar. Eventualmente, ellos mueven los animales de una sección del campo a otra, con sus pezuñas labrando el suelo y mezclando el abono y la orina dentro del suelo.

Por contraste, la mayoría de los granjeros lecheros estadounidenses guardan sus vacas dentro, y transportan el abono diariamente a los campos.

En sus estudios con este sistema, el cual Powell llama 'corralling', él ha descubierto que los granjeros que colocan sus vacas directamente en los campos pueden casi doblar sus rendimientos de cosechas, y reducir sus gastos de fertilizantes. Los consumidores también tienen la satisfacción de saber que los animales reciben un poco del aire puro.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de septiembre 2005.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 9/1/2005
Footer Content Back to Top of Page