Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Injertar la sandía produce una fruta más firme y saludable / 1 de julio 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Lea este articulo de la revista—en español—para encontrar más.

Rebanadas de sandía. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Científicos del ARS en Oklahoma están injertando los tallos de sandía en patrones de calabaza para producir melones más firmes.

Injertar la sandía produce una fruta más firme y saludable

Por Jim Core
1 de julio 2005

La fruta de sandía cortada y envasada es conveniente para los consumidores y representa un mercado que está creciendo rápidamente. Pero la fruta puede rápidamente perder su textura crujiente cuando cortada. Esto es un desafío para el sector de mercados de verduras recién cortadas, los cuales demandan frutas firmes y atractivas.

Un método para resolver este desafió es injertar el tope de la sandía en los patrones calabazas, según Benny Bruton, un patólogo de plantas del Servicio de Investigación Agrícola (ARS). Bruton trabaja en el Laboratorio Sur-Central de Investigación Agrícola mantenido por ARS en Lane, Oklahoma. Bruton y sus colegas descubrieron que la sandia injertada es resistente al marchitamiento causado por Fusarium oxysporum, el cual es un hongo extendido y muy costoso.

La sandía de ciertas plantas injertadas también fue por lo menos de 25 a 30 por ciento más firme. Fue resistente no sólo a Fusarium, sino también a otros patógenos del suelo, según Bruton y sus colaboradores Warren Roberts y Wayne Fish. Roberts es un horticultor con el Centro Wes Watkins de Extensión e Investigación Agrícola de la Universidad Estatal de Oklahoma, y Fish es un bioquímico del ARS en Lane.

El hongo Fusarium vive en el suelo y ataca las plantas en todas etapas de crecimiento. Hasta ahora, los cultivadores de la sandía en EE.UU. han controlado el suelo infestado con Fusarium tratándolo con bromuro de metilo para matar el hongo, alternando los campos o cultivando variedades parcialmente resistentes.

El sector estadounidense de la sandía anteriormente no adoptó el método de injertar porque fue considerado demasiado costoso. Sin embargo, las dos primeras soluciones al control del marchitamiento son ahora menos viables. Esto es porque hay menos terreno disponible para las rotaciones de campo, y el uso agrícola del bromuro de metilo se está discontinuando por su impacto negativo a la capa de ozono.

Unos cuantos cultivares de sandía están disponibles que tienen niveles diversos de resistencia al Fusarium, pero no al nivel de una sandía injertada, y no con el beneficio adicional de firmeza que se encontró con la fruta injertada. A causa de las características de la calidad mejorada de la fruta de sandía injertada, eventualmente la sandía injertada podría ser producida específicamente para el mercado de fruta recién cortada.

Lea más sobre la investigación en la revista 'Agricultural Research' de julio 2005.

http://www.ars.usda.gov/is/espanol/AR/archive/jul05/fruit0705.es.htm

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 7/1/2005
Footer Content Back to Top of Page