Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Los granjeros de la Zona de las Praderas están diversificando sus operaciones / 9 de junio 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Parcelas de girasol y mijo proso entre las parcelas de rotación de cosechas alternativas. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Girasoles y mijo proso en un experimento de "agricultura dinámica", probando alternativas a la rotación de trigo y campos barbechados. Estas son dos de 18 cosechas posibles para rotaciones anuales en la Zona de las Praderas.

Los granjeros de la Zona de las Praderas están diversificando sus operaciones

Por Don Comis
9 de junio 2005

Los días de cultivar trigo cada dos años y dejar la tierra rasa por el resto del tiempo son cosas del pasado en los estados de la Zona de las Praderas. Científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) están dándoles a los granjeros más de una docena de cosechas para escoger cada año, y la capacidad de hacer selecciones de entre más de 100 combinaciones posibles.

Los científicos del ARS también han desarrollado un CD gratis que los granjeros pueden utilizar en sus computadoras para calcular cuáles de las cosechas ellos deben sembrar después de tomar en cuenta los últimos precios de mercado.

El científico Jon Hanson del ARS llama este enfoque "agricultura dinámica". Él es el líder de investigación del Laboratorio de Investigación para la Zona de las Praderas Norteñas mantenido por ARS en Mandan, Dakota del Norte. Los sistemas de agricultura dinámica proveen una cartera diversificada de cosechas para los granjeros en la Zona de las Praderas Norteñas. Los granjeros pueden cambiar sus cosechas rápidamente en reacción a cambios repentinos en las condiciones del mercado, el tiempo o las políticas del gobierno.

Otro científico del ARS, Merle Vigil, usa el mismo enfoque para la Zona de las Praderas Centrales. Vigil es el líder de investigación de la Unidad del Manejo de Recursos de la Zona de Las Praderas Centrales mantenida por ARS en Akron, Colorado.

Lo que hace esto posible es la introducción de las técnicas de la cero labranza y la labranza de conservación, las cuales dejan una cubierta de partes de plantas no cosechadas para retardar la evaporación de la humedad del suelo. Esto significa que hay suficiente humedad en el suelo para sostener las cosechas casi cada año. La combinación de la labranza de conservación y las rotaciones anuales les dan a los granjeros más ingresos, rendimientos más altos, más estabilidad, menos plagas, más protección contra la sequía, menos erosión del suelo, y más agua.

El orden de las cosechas cultivadas todavía se deben escoger cuidadosamente, con consideraciones de factores tales como la cantidad de residuo dejado por una cosecha, y la profundidad de las raíces de las plantas.

Los científicos han descubierto que el manejo del residuo puede hacer una diferencia grande en los rendimientos--de 352 a 704 litros por acre, en un ejemplo. Ellos están continuamente estudiando métodos para mejorar el sistema, incluyendo la adición de nuevas cosechas y variedades. También están investigando todos los factores responsables para obtener los beneficios más grandes mientras reduciendo al mínimo los riesgos.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de junio 2005.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 6/9/2005
Footer Content Back to Top of Page