Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Un azúcar que no es tan dulce para las plagas / 2 de junio 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Variedad amplia de plantas en macetas en un vivero. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Con el tiempo, los insecticidas sintéticos a base de ésteres de azúcar podrían ser comercializados y podrían ser valiosos para utilización en flores y plantas ornamentales en el invernadero, campo o vivero.

Un azúcar que no es tan dulce para las plagas

Por Rosalie Marion Bliss
2 de junio 2005

Una clase de compuestos de insecticidas nuevamente presentados y desarrollados por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colaboradores ofrece alternativas seguras y eficaces a los insecticidas convencionales a base de sustancias químicas.

Los ingredientes activos son ésteres de azúcar, los cuales son compuestos químicos naturales secretados por las plantas de tabaco silvestre para protegerlas contra los insectos depredadores. Cuando ciertos insectos se rozan contra las plantas y mastican los pelos de las hojas, los insectos llegan a ser contaminados con el compuesto y mueren.

El entomólogo Gary J. Puterka del ARS, trabajando con colaboradores en el sector de insecticidas químicos, desarrolló análogos sintéticos, o "gemelos químicos", de los ésteres naturales de azúcar. Él y sus colegas luego evaluaron varios ésteres sintéticos de azúcar para descubrir el más potente. Mientras trabajando en la Estación Apalache de Investigación de Frutas en Kearneysville, Virginia Occidental, Puterka identificó varias formas químicas nuevas que mataron insectos inmediatamente en ensayos.

Puterka es el co-inventor en dos patentes que definen las estructuras químicas de los compuestos, así como un proceso amigable con el medio ambiente para su producción. Uno de los compuestos, llamado sorbitol octanoate, es menos costoso de producir que formas anteriormente patentadas, y ahora está en tramite para registrarse con la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA por sus siglas en inglés).

Los análogos matan los insectos degradando su capa externa cérea. Luego los insectos pierden agua y mueren de deshidratación. La nueva clase de compuestos es única entre insecticidas porque los ingredientes activos no dejan un residuo perjudicial en las superficies donde aplicados. Los sobrantes después de la aplicación llegan a ser inactivos después de secar y rápidamente se degradan.

Los últimos ésteres sintéticos de azúcar, si licenciados, podrían ser beneficiosos para el mercado de productos para el jardín, según Puterka. Información sobre una licencia por la Oficina de Transferencia de Tecnología del ARS se encuentra en Internet en:

http://www.ars.usda.gov/business/docs.htm?docid=768

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de junio 2005.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 6/2/2005
Footer Content Back to Top of Page