Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Prueba de ADN desarrollada para estudiar y combatir la fusariosis de la espiga en el trigo / 16 de mayo 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Una espiga saludable de trigo (izquierda) en contraste con una que tiene síntomas de la enfermedad la fusariosis de la espiga. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Una espiga saludable de trigo (izquierda) en contraste con una que tiene síntomas serios de la enfermedad la fusariosis de la espiga.

Varios cultivos de caja de Petri muestran especies diferentes en el grupo de hongos llamados Fusarium graminearum. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Aunque los patógenos en los cultivos (arriba) parecen semejantes, datos de ADN indican que ellos representan especies diferentes en el grupo de hongos llamados Fusarium graminearum.

Prueba de ADN desarrollada para estudiar y combatir la fusariosis de la espiga en el trigo

Por Jan Suszkiw
16 de mayo 2005

Identificar el hongo que causa la fusariosis de la espiga en los granos de cereal ahora es mucho más fácil debido a una nueva prueba basada en ADN. La prueba fue desarrollada por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Peoria, Illinois.

Por lo menos 16 especies del hongo Fusarium pueden causar la fusariosis de la espiga, la cual es una enfermedad que puede reducir rendimientos y contaminar cosechas de cereal con toxinas que pueden hacer los granos peligrosos para comida o pienso. Entre los años 1998 y 2000, estos patógenos causaron 2,7 mil millones de dólares en pérdidas a la agricultura estadounidense.

La prueba fue desarrollada por los genetistas moleculares Todd Ward, Dave Starkey, Kerry O'Donnell y Brent Page en el Centro Nacional para la Investigación de Utilización Agrícola mantenido por ARS en Peoria.

La prueba lo hace posible, por primera vez, identificar simultáneamente todos los patógenos importantes que causan la fusariosis de la espiga y predecir las toxinas que ellos podrán producir. Ward y O'Donnell imaginan que la prueba puede ser usada para comprender la distribución de estos patógenos mundialmente así como para determinar si una especie individual del patógeno prefiere ciertas cosechas o ambientes. Esta información es esencial para el desarrollo de estrategias eficaces para controlar las enfermedades, incluyendo la producción de cultivos de cereal con una resistencia amplia a los patógenos de la familia Fusarium que causan la fusariosis de la espiga.

Ahora se usa una inspección visual para identificar estos patógenos, pero esta inspección no puede identificar cual de las especies está presente en un campo. Para mejorar la detección y epidemiología, los científicos en Peoria han desarrollado una prueba que determina con precisión las variaciones de nucleótidos que genéticamente distinguen entre una especie de patógeno y otra.

La prueba depende de "sondas" de ADN diseñadas por Ward y sus colegas. Cuando una sonda corresponde al ADN en una muestra de la fusariosis, el ADN de la fusariosis es marcado fluorescentemente y detectado usando una cámara especial y un láser de poder alto. Esto provee una identificación sin ambigüedad del patógeno de la fusariosis y su potencial toxina. Adicionalmente, la prueba ha sido diseñada para identificar nuevas especies de la fusariosis, según Ward, de la Unidad de Investigación de Genómica Microbiana y Bioprocesamiento del centro de Peoria.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 5/16/2005
Footer Content Back to Top of Page