Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Las vacas transgénicas resisten la bacteria que causa la enfermedad mastitis / 4 de abril 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

La vaca transgénica GEM
Una proteína natural producida en la leche de GEM y otras vacas transgénicas mata la bacteria que causa la enfermedad mastitis.

Las vacas transgénicas resisten la bacteria que causa la enfermedad mastitis

Por Rosalie Marion Bliss
4 de abril 2005

WASHINGTON, D.F., 4 de abril 2005 - Científicos con el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés) han usado la tecnología de transferencia de genes para producir vacas lecheras con resistencia a una extensa infección bacteriana llamada mastitis.

"Esta investigación es el primer paso importante en comprender cómo los genes pueden ser usados para proteger animales contra enfermedades", dijo Edward B. Knipling, el administrador del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) del USDA.

Este descubrimiento científico, el cual es publicado en la edición actual de la revista 'Nature Biotechnology' (Biotecnología de Naturaleza), demuestra el potencial de biotecnología para desarrollar vacas con resistencia a la mastitis. Actualmente, las vacunas, los antibióticos y el sistema de inmunidad natural de la vaca no pueden combatir eficazmente la bacteria Staphylococcus aureus, la cual es el organismo que causa mastitis.

Un equipo científico dirigido por Robert J. Wall, un fisiólogo de animales en el Laboratorio de Biotecnología y Germen Plasma mantenido por ARS en Beltsville, Maryland, construyó un transgén -- la materia genética producida usando la tecnología de ADN recombinado -- que incluye el código genético para la producción de una proteína natural y antimicrobiana llamada lisostafina.

Toda la leche contienen varias proteínas naturales y antimicrobianas, tales como lisozima y lactoferina. Ninguna de la leche producida por las vacas en esta investigación será consumida. La utilización de leche que contiene lisostafina requerirá la aprobación reglamentaria federal después de ensayos rigurosos sobre la seguridad alimentaria. Esta actividad está en las etapas tempranas de investigación y desarrollo.

La vaca transgénica GEM

La investigación muestra que el gen que estimula la secreción de lisostafina viene de una especie no patogénica de Staphylococcus que utiliza la proteína para rechazar su prima, S. aureus. Los científicos insertaron este transgén en algunas vacas Jersey. La lisostafina se secreta en la leche, donde mata la bacteria S. aureus y protege las vacas contra infección.

"Las tres vacas genéticamente ingeniadas que han sido ensayadas hasta ahora están produciendo lisostafina en su leche y son resistentes a las infecciones de S. aureus en sus glándulas mamarias", dijo Wall. "Todas de las tres vacas demostraron poco o ningún síntoma de infección después de exposiciones múltiples a S. aureus -- y una vaca, llamada GEM, nunca fue infectada, la cual indica protección completa".

Sobre todo, los investigadores descubrieron que en los ensayos, 71 por ciento de las glándulas mamarias expuestas a S. aureus en los animales no transgénicos se infectaron, comparado con solamente 14 por ciento en los animales transgénicos.

Los estudios del futuro incluirá el desarrollo de defensas semejantes contra otros patógenos que afectan las vacas lecheras, así como una determinación de la capacidad de la leche para eficazmente producir productos lecheros comunes tales como queso y yogur.

Última Modificación: 4/4/2005
Footer Content Back to Top of Page