Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Descubriendo el misterio del origen de las patatas modernas / 18 de marzo 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Primitivos tubérculos vistosos de Chile.
Las investigaciones del ARS han remontado el origen de papas modernas a los primitivos tubérculos de Chile, tales como ellos mostrados en la foto de arriba. En la foto de abajo, el botánico David Spooner de ARS (derecha) y Alberto Salas del Centro Internacional de la Papa de Perú colectan germen plasma de papa durante una expedición en Perú.
David Spooner y Alberto Salas colectan germen plasma de la papa en Perú. Enlace a la información en inglés sobre la foto

Descubriendo el misterio del origen de las patatas modernas

Por Erin Peabody
18 de marzo 2005

Cuando se habla de vegetales, a casi todo el mundo les gustan las patatas. Pero a pesar de su popularidad, la patata marrón común tiene una historia interesante que algunos investigadores todavía disputan.

Mientras se cree que las patatas llegaron a Europa en los años 1500 de los Andes Sudamericanos, el botánico David M. Spooner del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) ha descubierto evidencia de ADN que muestra que las primeras patatas también vinieron de la costa sudoeste en Sudamérica, en las tierras bajas de Chile.

De apariencias exteriores, las patatas modernas parecen tener ascendientes chilenos. Plantas europeas de patata tienen hojuelas anchas como las plantas chilenas, y ambas son "adaptadas al día largo", que significa que ellas requieren días más largos en el verano para formar tubérculos.

Pero en los años treinta, investigadores empezaron a desafiar la noción de la conexión chilena, exponiendo que las primeras patatas que alcanzaron a Europa vinieron solamente de los Andes. Ellos afirmaron que las patatas chilenas no podrían haber sobrevivido el viaje largo desde su país nativo, a través de los Estrechos de Magellan y entonces por el Atlántico.

Según Spooner, quien trabaja en la Unidad de Investigación de Cosechas de Legumbres mantenida por ARS en Madison, Wisconsin, las semillas de patata pueden durar varios años, así que podrían fácilmente haber sobrevivido el viaje. Pero aún más irresistible son datos que él recientemente ha revisado con colegas del Centro Internacional de la Papa en Lima, Perú, y del Instituto Central de Investigación de Patata en Shimla, la India.

Los investigadores inspeccionaron un surtido de patatas de la India consideradas de ser descendientes de algunas de las primeras patatas en Europa. Ellos encontraron que estas descendientes comparten rasgos moleculares específicos con las patatas chilenas – no de los Andes.

Sin embargo, algunos sostienen que las patatas chilenas no fueron introducidas en Europa hasta después del famoso hambre irlandés de patata en la década de los años 1840, para salvar la cosecha del hongo tizón tardío. Pero como Spooner indica, las patatas chilenas no son conocidas de tener resistencia al tizón tardío.

Con un entendimiento aumentado de los progenitores verdaderos de la patata moderna, científicos pueden preservar mejor las plantas de patatas del mundo para variedades futuras y comprender el potencial de la resistencia natural de la cosecha para combatir enfermedades e insectos.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 3/18/2005
Footer Content Back to Top of Page