Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

"Rompecabezas" de genoma del hongo de la fusariosis de la espiga de trigo se ha resuelto / 2 de febrero 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Foto en primer plano de una planta de trigo infectado con la fusariosis de la espiga de trigo. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Foto en primer plano de una planta de trigo infectado con la fusariosis de la espiga de trigo.

Un campo de trigo sano cerca de Clay Center, Nebraska. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Foto en primer plano de una planta de trigo infectado con la fusariosis de la espiga de trigo.

"Rompecabezas" de genoma del hongo de la fusariosis de la espiga de trigo se ha resuelto

Por Don Comis
2 de febrero 2005

El Servicio de Investigación Agrícola (ARS) ha jugado un papel pionero en completar el mapa de genoma del hongo que causa la fusariosis de la espiga de trigo.

Esta enfermedad--la cual es la peor del trigo y la cebada--inicialmente infectó cosechas mundialmente en los años noventa. Granjeros y científicos rápidamente se dieron cuenta de que los métodos usuales de combatir enfermedades de cosecha -- sembrar cosechas resistentes y aplicar fungicidas -- no serían suficientes. Ellos necesitaban métodos para controlar el hongo genéticamente.

En 1999, el genetista Corby Kistler del ARS llegó al Laboratorio de Enfermedades de Cereal, mantenido por ARS en St. Paul, Minnesota, para desenmarañar el genoma del hongo conocido como Fusarium graminearum. Él y la genetista Liane Gale de la Universidad de Minnesota mapearon su ADN, enlazando como 99 por ciento de su genoma a un mapa genético.

El proyecto atrajo una subvención de 1,9 millones de dólares del Programa de Secuenciar el Genoma Micróbico, administrado conjuntamente por el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés) y la Fundación Nacional de Ciencia. Kistler compartió la subvención con colegas de la Universidad Purdue en West Lafayette, Indiana; la Universidad Estatal de Michigan en East Lansing; y el Instituto Broad, un centro principal de investigación de la genómica, en Cambridge, Massachussetts.

El Instituto Broad usó técnicas sofisticadas de computadora para montar un mapa físico de los cientos de miles de pedazos pequeños de secuencias de ADN que componen los genes de F. graminearum. Kistler y Gale enlazaron los pedazos sobrantes. El año pasado, el instituto integró el mapa genético producido por Kistler y Gale en el mapa físico. El mapa combinado se encuentra en la página cibernética del Instituto Broad en:

www.broad.mit.edu/annotation/fungi/fusarium

El mapa genético provee una descripción del orden de los cromosomas del hongo mientras el mapa físico es más detallado. La información obtenida del mapa combinado ya ha acelerado la búsqueda para modos nuevos para controlar genéticamente la fusariosis de la espiga de trigo. Por ejemplo, el mapa está ayudando a los científicos a encontrar genes que producen toxinas que pueden dañar el trigo haciendolo no apto para el consumo humano.

Lea más sobre está investigación en la revista 'Agricultural Research' de febrero 2005.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del USDA.

Última Modificación: 2/2/2005
Footer Content Back to Top of Page