Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Las cosechas y el CO2 / 19 de enero 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

En un campo cerca de Phoenix, Arizona, científicos miden el crecimiento de plantas de trigo rodeadas por niveles elevados de bióxido de carbono atmosférico. Enlace a la información en inglés sobre la foto
En un campo cerca de Phoenix, Arizona, científicos miden el crecimiento de plantas de trigo rodeadas por niveles elevados de bióxido de carbono atmosférico.

Las cosechas y el CO2

Por David Elstein
19 de enero 2005

El trigo cultivado bajo niveles elevados de bióxido de carbono (CO2) durante los próximos 50 años necesitará un poquito más nitrógeno para crecer, pero no tanto como predicho anteriormente, según los hallazgos de un estudio de dos años por algunos científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colaboradores.

Los niveles de CO2 atmosférico son proyectados a aumentar por 43 por ciento para el año 2050. Niveles más altos de CO2 causan que plantas tales como el trigo crezcan más grandes. Pero en teoría, una planta más grande necesita más nutrientes tales como nitrógeno, según el científico del suelo Floyd J. Adamsen. Él trabaja en el Laboratorio Estadounidense de Conservación del Agua, mantenido por ARS en Phoenix, Arizona.

Por consiguiente, los científicos del ARS han estado tratando de determinar si los niveles más altos de CO2 aumentarán la cantidad de nitrógeno necesitada por el trigo y otras cosechas para su crecimiento. Los científicos reportaron sus hallazgos sobre las interacciones entre CO2 y nitrógeno en la edición de 'Agronomy Journal' (Revista de Agronomía) de enero-febrero.

En el Centro Agrícola Maricopa cerca de Phoenix, el grupo comparó el trigo crecido bajo niveles actuales de CO2 con trigo cultivado con los niveles de CO2 esperados para el año 2050. Una serie de tubos introdujo CO2 en parceles circulares en campos al aire libre para aumentar las concentraciones del CO2 en el aire durante el experimento de dos años. Las plantas cultivadas con los niveles más altos de CO2 usaron solamente como de 3 a 4 por ciento más nitrógeno que las plantas cultivadas con los niveles actuales de CO2.

Los investigadores aplicaron fertilizante cuatro veces, una práctica que extendió la absorción de los nutrientes. Basado en los hallazgos del estudio, los granjeros en el futuro deberían aplicar fertilizante cuatro veces en trigo, en vez de la práctica tradicional de uno o dos aplicaciones.

Los científicos creen que los cultivadores necesitan entender como los niveles aumentando de CO2 podrían afectar sus cosechas. Por consiguiente, los granjeros podrían tener que adaptar sus prácticas de granjería--tales como cambios al momento escogido para las aplicaciones de fertilizante de nitrógeno, y las cantidades usadas--para producir cosechas en las condiciones ambientales del futuro.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 1/19/2005
Footer Content Back to Top of Page