Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Descubriendo más sobre los huesos saludables / 12 de enero 2005 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

El químico Erik Gertz (izquierda) y la fisióloga Marta Van Loan examinan las muestras de suero. Enlace a la información en inglés sobre la foto
El químico Erik Gertz (izquierda) y la fisióloga Marta Van Loan examinan las muestras de suero que serán analizadas para determinar indicadores de la salud de hueso de los voluntarios en el estudio.

Descubriendo más sobre los huesos saludables

Por Marcia Wood
12 de enero 2005

Mucha gente pueden mejorar la salud de sus huesos haciendo ejercicios como caminar o correr, y con comidas ricas en calcio. Pero científicos tales como Marta D. Van Loan, una fisióloga de investigación con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS), están descubriendo más sobre cómo hábitos de comer y hacer ejercicio afectan la salud de los huesos.

La investigación de Van Loan en el Centro Occidental de Investigación de Nutrición Humana mantenido por ARS en Davis, California, podría ayudar a prevenir osteoporosis, el cual es el enrarecimiento y la debilitación de huesos. Hoy en día, osteoporosis aflige aproximadamente 10 millones estadounidenses.

En un estudio en curso, Van Loan y colegas en la Universidad Estatal de Iowa están averiguando cómo suplementos de soya afectan los huesos en más de 200 mujeres sanas y posmenopáusicas.

Una investigación anterior se concentró en mujeres sanas a principios de sus 20 años. Van Loan y co-investigadores encontraron que voluntarias quienes habían pasado menos horas mirando la televisión en sus años pre-adolescentes—cuando el cuerpo todavía está formando hueso nuevo—tuvieron un mejor resultado de salud de hueso cuando alcanzaron 20 años que las voluntarias quienes habían pasado más tiempo en frente de la tele.

Ese hallazgo, reportado en la publicación 'American Journal of Clinical Nutrition' (Diario Estadounidense de Nutrición Clínica), estuvo de acuerdo con otros estudios—hechos por otros—y ayudó a realzar la importancia de ejercicios regulares.

Adicionalmente, un análisis de los hábitos de comer de las voluntarias indicaron que aquellas quienes consumieron un promedio diario de más de 1.000 mg de calcio en alimentos (la cantidad en como 6,5 rebanadas de queso americano) durante los mediados de la pubertad tuvieron un mejor resultado de masa de hueso cuando alcanzaron la edad de joven adulta que aquellas mujeres quienes consumieron menos de 1.000 mg de este mineral esencial.

Van Loan colaboró en la investigación con Patricia B. Crawford, Mark Hudes y Kirsten Shimmering de la Universidad de California en Berkeley, y Laura K. Bachrach de la Universidad de Stanford, quien dirigió la investigación.

Lea más (en inglés) sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de enero.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 1/12/2005