Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Un bocado rápido tiene más calorías / 21 de mayo 2004 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Servicio de Investigación Agrícola
Departamento de Agricultura
Menú Buscar Ciencia Para Niños Fotografías Archivo de Noticias Noticias e Información de ARS Noticias e Información de ARS

Un bocado rápido tiene más calorías

Por Rosalie Bliss
21 de mayo 2004

Cada día, como un cuarto de adultos de EE.UU. de 20 o más años comen comida rápida y toman dos veces más refrescos dulces que aquellos que no comen comida rápida, según un estudio nuevo por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS). El estudio enfoca en las respuestas de más de 9.000 participantes en una encuesta. Estas personas que comen comida rápida consumieron cantidades sustancialmente más altas de calorías, grasas, carbohidratos, azúcares agregados y proteínas que sus homólogos que no comen comida rápida.

El estudio fue dirigido por la especialista de nutrición Shanthy A. Bowman del Centro de Investigación de la Nutrición Humana de Beltsville, mantenido en Beltsville, Maryland, por el ARS, la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés).

En el estudio, la definición colectiva de "comida rápida" incluyó comidas que vinieron de pizzerías y restaurantes de comida rápida.

Los respondedores, quienes son representativos de la población general de EE.UU., fueron encuestados por dos días no consecutivos por USDA-ARS. Comparados con las personas que no comieron comida rápida, los respondedores que si comieron comida rápida en cualquiera de los dos días tenían un punto medio más alto del índice de masa corporal y más probabilidad de ser sobrepeso.

Aunque la comida rápida proveyó un tercero del consumo diario de calorías para algunos de los respondedores, esas comidas incluyeron casi nada de leche, frutas o jugos de fruta, las cuales son fuentes importantes de nutrientes entre los grupos esenciales de alimentos. De hecho, cuando la frecuencia de consumir comidas rápidas aumentó de cero a dos días, los niveles de consumo de vitaminas A y C, carotenos, calcio, fósforo y magnesio redujeron.

Los autores del estudio analizaron datos existentes del USDA sobre el consumo dietético, colectados en encuestas a mediados de los noventa. Los resultados mostraron un aumento significante en el consumo de comida rápida desde principio de los noventa, cuando la encuesta previa fue conducida.

Horas de trabajo aumentadas y un aumento de 100 por ciento en el número de los restaurantes de comida rápida en EE.UU. en los últimos 25 años, hasta el total actual de como 250.000, ha influenciado la cantidad de tiempo que la gente toma en comprar y preparar comidas. Los investigadores concluyeron que planear comidas por la semana y usar el plan en comprar comestibles ayudará a los adultos a resistir las decisiones que resultan en tomar un bocado rápido.

El estudio aparece en la revista actual de 'Journal of the American College of Nutrition' (Revista del Colegio Americano de Nutrición).

Tope | Contactos

Menú adicional Portada en Inglés Comentarios y Preguntas Sobre ARS

Portada | Noticias | Fotos | Niños | Buscar
Sobre ARS | Comentarios y Preguntas | Portada en Inglés

Última Modificación: 5/21/2004