Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Cuando atacadas, las plantas de maíz solicitan ayuda contra plagas / 26 de marzo 2004 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Servicio de Investigación Agrícola
Departamento de Agricultura
Menú Buscar Ciencia Para Niños Fotografías Archivo de Noticias Noticias e Información de ARS Noticias e Información de ARS

Un gusano ejotero se alimenta en las semillas de maíz. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Un gusano ejotero se alimenta en las semillas de maíz.

Cuando atacadas, las plantas de maíz solicitan ayuda contra plagas

Por Jim Core
26 de marzo 2004

Durante ataques por plagas tales como orugas, las plantas de maíz usan señales químicas no sólo para interaccionar con insectos beneficiosos, sino también para rápidamente estimular reacciones defensivas en las plantas cercanas, según hallazgos publicados por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y de universidades.

Los resultados demostraron la primera prueba de señales de aviso de-planta-a-planta en las plantas de maíz.

Las señales de aviso son compuestos químicos llamados 'green leafy volatiles' (GLV por sus siglas en inglés). Poco después de un ataque por las plagas, las plantas de maíz envían estos compuestos al aire para solicitar la ayuda de los enemigos naturales de la plaga. Los GLVs, los cuales tienen el olor de césped cortado, atraen predadores y parásitos que atacan las orugas .

Cuando los investigadores expusieron las plántulas de maíz no dañadas a los GLVs producidos por plantas dañadas, se aumentaron las defensas químicas de las plántulas. Pero una reacción defensiva aún más fuerte fue estimulada cuando las plántulas fueron expuestas primero a los GLVs, entonces dañadas a propósito, y luego tratadas con una sustancia producida por el gusano de la remolacha (Spodoptera exigua), para simular un ataque por insectos.

Plantas usadas como el grupo testigo en el experimento fueron dañadas, pero no expuestas a los GLVs. Ellas no reaccionaron tan fuerte, que significa que las señales de los GLVs ayudan a preparar la reacción defensiva de las plantas. Algunos GLVs diferentes, producidos por las plantas durante la noche, también estimularon una reacción defensiva en las plantas cercanas. Plantas que fueron sensibilizadas primero con los GLVs y luego dañadas -- pero no expuestas a la sustancia producida por la oruga -- no reaccionaron tan fuertemente como si hubieran sido expuestas a la sustancia de la oruga.

James H. Tumlinson, un investigador anterior del ARS, dirigió el estudio antes de retirarse de la agencia. Él y sus colegas en ARS, la Universidad Estatal de Pensilvania y la Universidad de la Florida reportaron sus hallazgos en una edición reciente de 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (Actas de la Academia Nacional de Ciencias). Tumlinson, un químico, ahora es un profesor visitante de la Universidad Estatal de Pensilvania en el Centro para la Entomología Médica, Agrícola y Veterinaria, mantenido por el ARS en Gainesville, la Florida.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Tope | Contactos

Menú adicional Portada en Inglés Comentarios y Preguntas Sobre ARS

Portada | Noticias | Fotos | Niños | Buscar
Sobre ARS | Comentarios y Preguntas | Portada en Inglés

Última Modificación: 3/26/2004
Footer Content Back to Top of Page