Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Investigadores tratan de eliminar los sabores malos en el bagre / 7 de marzo 2003 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Servicio de Investigación Agrícola
Departamento de Agricultura
Menú Buscar Ciencia Para Niños Fotografías Archivo de Noticias Noticias e Información de ARS Noticias e Información de ARS

Las últimas noticias | Subscribir

Enlace a la información en inglés sobre la foto

Foto: El microbiólogo Paul Zimba inspecciona la alga filamentosa de una charca de producción de la bagre.

 

Investigadores tratan de eliminar los sabores malos en el bagre

Por Jim Core
7 de marzo 2003

Los productores de bagre pueden reducir al mínimo la posibilidad de los sabores malos en sus peces criandolos en las charcas más nuevas. El agua más fresca en las charcas más nuevas tiene menos probabilidad de contener alga y bacteria que causan los sabores indeseados, según científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y colaboradores.

La alga y la bacteria, las cuales medran en las charcas ricas con nutrimentos, producen compuestos que causan que los peces tengan un sabor de madera, podrido, como aguas cloacales, o similar al combustible de motor diesel.

Paul Zimba, un microbiólogo en la Unidad de Investigación de la Genética de Bagre en Stoneville, Misisipí, estudia la biología de la alga azul-verde, llamada cyanobacteria, y otras especies que son las fuentes de la geosmina, el 2-MIB, y otros compuestos que causan los sabores indeseados. El sistema de manejo más común de la industria del bagre podría contribuir significativamente al crecimiento de estos sabores indeseados, según Zimba.

En el sistema de manejo de lotes múltiples, los peces recién nacidos se crían en charcas de criadero. Cuando llegan a ser pececillos, se transportan a las charcas donde crecen al tamaño comerciable. El proceso de abastecer las charcas otra vez puede continuar por varios años con diferentes edades de bagres presentes a la misma vez sin tener que desaguar las charcas.

Los investigadores encontraron que en las charcas más antiguas, el agua contiene el zooplancton en densidades más altas que en las charcas más nuevas. El zooplancton también puede causar un sabor indeseado. Las charcas más antiguas son buenas para los peces recién nacidos o para los pececillos, según Zimba. El zooplancton más grande en estas charcas podría alimentar a los peces recién nacidos. Las charcas más nuevas son mejores para que terminen de crecer los peces y a la vez eliminar cualesquier sabores indeseados.

Zimba y Steven J. Thomson, un ingeniero de agricultura en Stoneville, están estudiando una técnica de sensoramiento remoto, la cual podría detectar las especies de alga no deseadas en las charcas de producción antes de que el problema se ponga peor.

Durante vuelos de baja altitud sobre las charcas, ellos y sus colaboradores grabaron en video digital para obtener imágenes de los colores únicos de la alga no deseada. Ellos están trabajando para entender relaciones especificas en las charcas de bagre para predecir la ocurrencia de la alga dañosa.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Más información sobre esta investigación se encuentra en la revista "Agricultural Research" de marzo y en Internet en:

http://www.ars.usda.gov/is/AR/archive/mar03/menu0303.htm

Tope | Contactos

Menú adicional Portada en Inglés Comentarios y Preguntas Sobre ARS

Portada | Noticias | Fotos | Niños | Buscar
Sobre ARS | Comentarios y Preguntas | Portada en Inglés

Última Modificación: 3/7/2003
Footer Content Back to Top of Page