Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Animales sanos 54

Título: 'Animales sanos': Enlace a la portada

Un cerdo sano apoya su hocico en el lomo de otro cerdo.

Resúmenes de investigaciones

Detectando rápidamente las toxinas que causan el botulismo. Científicos del ARS han desarrollado una tira de prueba que podría ser una herramienta poderosa para utilizar contra las toxinas que causan el botulismo.

El efecto de la mielina en los cerditos. Científicos del ARS están examinando los efectos de la producción de la mielina, la cual es un factor importante en el desarrollo del cerebro, en los cerditos y el papel de mielina en la supervivencia de los animales.

Una vacuna sabrosa para los pollitos. Científicos del ARS han desarrollado un nuevo sistema de entregar vacunas a los pollitos para mejorar la vacunación contra enfermedades intestinales tales como la coccidiosis.

Nuevas técnicas de manejo para el sector del bagre. Científicos del ARS han identificado las concentraciones precisas de oxígeno disuelto necesitadas para sustentar la supervivencia y el crecimiento del bagre.

Número 54, abril 2014
Sobre este boletín

Combatiendo la gripe aviar

Cuando se detecta un virus de la gripe aviar en cualquier parte del mundo, los científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) tienen un papel importante en ayudar a controlar y prevenir la propagación de la enfermedad.

Una misión de los científicos en el Laboratorio del Sudeste para Investigación de Aves de Corral (SEPRL por sus siglas en inglés) mantenido por el ARS en Athens, Georgia, es ayudar a proteger las aves de corral de EE.UU. contra enfermedades extranjeras tales como la gripe aviar, la cual ocurre por naturaleza entre las aves acuáticas silvestres y también infecta a las aves domésticas y otras especies de aves mundialmente. Estas infecciones pueden ocurrir en otros animales y también en los seres humanos.

Los científicos del SEPRL investigan diferentes cepas de los virus de la gripe aviar, determinan si las pruebas diagnósticas actuales pueden detectarlos y si las vacunas disponibles son eficaces para prevenirlos, e identifican los origines de los virus. David Suarez, quien es líder de la Unidad de Investigación de Enfermedades Aviares Exóticas y Emergentes de SEPRL, y sus colegas trabajan estrechamente con científicos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), los Institutos Nacionales de la Salud, y otras agencias gubernamentales de EE.UU.

Cuando hay casos de la gripe aviar que involucran los seres humanos, las investigaciones realizadas al SEPRL ayudan a identificar las especies de aves posiblemente involucradas en la propagación del virus. "Compartimos los datos con oficiales veterinarios y de la salud pública, pero nuestro laboratorio se concentra en las enfermedades en relación con las aves de corral", dice Suarez.

Tipos de virus

Dos proteínas principales—hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N)—se usan para caracterizar las cepas de los virus de la gripe aviar. Hay 16 variaciones de hemaglutinina y nueve de neuraminidasa que determinan el subtipo del virus.

Algunos de estas proteínas se encuentran en los virus de la gripe que crecen en las aves, y algunos se encuentran en mamíferos y otras especies, según David Swayne, quien es director del SEPRL. Solamente dos subtipos H, llamados H5 y H7, han causado enfermedad grave en las aves. Algunos de los virus de estos subtipos se llaman altamente patogénicos, y estos virus matan más del 90 por ciento de las aves infectadas.

"Los virus altamente patogénicos de la gripe aviar causan niveles altos de mortalidad en las aves, propagan rápidamente entre las granjas, y pueden llevar a prohibiciones del comercio internacional", dice Swayne. "Estos virus deben ser erradicados inmediatamente".

Los otros 14 subtipos H y algunos de los virus H5 y H7 se consideran como de bajo nivel patogénico. Estos virus se pueden tratar con vacunas mejoradas y otras herramientas del manejo de la granja, según Swayne. Sin embargo, los científicos observaron cuidadosamente los virus H5 y H7 de bajo nivel patogénico, los cuales algunas veces pueden mutar y llegar a ser altamente patogénicos.

El papel de los patos

Los investigadores realizan estudios extensos sobre diferentes especies de aves, incluyendo los patos. Oficial médica veterinaria Mary Pantin-Jackwood está investigando cómo los patos domésticos reaccionan a los virus, especialmente al virus altamente patogénico H5N1 de la gripe aviar que todavía circula en Asia, el Medio Oriente y África y que está causando pérdidas significativas de aves.

veterinario David Swayne prepara un inóculo de un virus de la gripe aviar para utilización en un estudio.
En un laboratorio en Athens, Georgia, veterinario David Swayne prepara un inóculo de un virus de la gripe aviar para utilización en un estudio.

Los patos han sido implicados en la propagación de los virus H5N1, y según Pantin-Jackwood, la reacción de los patos infectados con estos virus varían de una tasa mediana de mortalidad a una tasa muy alta, pero también había casos con ningunos indicios de enfermedad.

"Esta gama amplia de reacciones a la infección hace difícil nuestra capacidad de reconocer y controlar la gripe H5N1 en estos patos, y esto explica en parte cómo el virus todavía es endémico en China, Vietnam e Indonesia donde los patos son un sector importante de alimento", ella dice.

Pantin-Jackwood descubrió una diferencia significativa en la reacción de los patos Muscovy y Pekín a la infección y las vacunas contra los virus H5N1. Estas especies domesticas comunes llegaron a ser infectadas con el virus, pero las vacunas no protegieron los patos Muscovy igualmente bien y esos patos desarrollaron una enfermedad más grave.

Evaluando las vacunas disponibles

Vacunas son un componente importante de prevenir las enfermedades en las aves de corral. Los científicos del ARS probaron las vacunas actuales para asegurar su eficacia contra las cepas emergentes de los virus de la gripe aviar.

Oficial médico veterinario David Swayne dirige luz por los huevos para detectar indicios de vida.
Oficial médico veterinario David Swayne dirige luz por los huevos para detectar indicios de vida. La muerte del embrión dentro del huevo podría indicar la presencia de infección por un virus.

Microbiólogo Darrell Kapczynski analizó dos aislamientos de vacunas contra H7, los cuales han sido aprobados por el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés), y desarrolló vacunas desactivadas que protegieron el 100 por ciento de las aves vacunadas contra un virus H7N3 altamente patogénico que invadió México en el 2012.

Este virus H7N3 ha tenido un impacto grave en el sector del pollo en México, con millones de aves muertes y pérdidas económicas de más de 720 millones de dólares en el 2012. "Afortunadamente, este virus no ha llegado a EE.UU.", dice Kapczynski. "Si esta virus llega a EE.UU., hemos mostrado que la vacuna derivada de los aislamientos de las dos vacunas aprobadas por USDA para combatir H7 podrían proteger las aves de corral de EE.UU.".

Kapczynski y sus colegas también probaron vacunas contra el virus H1N1 que causó la gripe aviar pandémica en el 2009. Ese virus tuvo la capacidad de infectar a las aves, los seres humanos, y los cerdos. El virus, el cual fue identificado por primera vez en México, fue encontrado en los pavos usados para la crianza en Chile, la Canadá, y EE.UU.

Para descubrir si las vacunas ahora disponibles podrían proteger a los pavos contra el virus H1N1 del 2009, Kapczynski produjo una nueva vacuna a base del virus H1N1 del 1988 y el H1N1 del brote pandémico del 2009. Él descubrió que la nueva vacuna sí protegió contra las pérdidas de huevos causadas por el virus H1N1 del 2009. Sin embargo, las vacunas desactivadas comerciales no fueron tan eficaces.

"El sector de pavos deben actualizar sus aislamientos en sus vacunas para corresponder a las cepas en los campos para proteger sus aves contra este virus", dice Kapczynski.

Mejorando los métodos de tomar muestras

En EE.UU., todas las aves de corral y los pavos producidos para carne se típicamente prueban para detectar la gripe aviar antes del procesamiento. Esto significa que la colección de muestras es un componente importante del proceso. Aunque el método actualmente usado para detectar el virus funciona bien, todavía hay oportunidades para mejoramiento.

Microbióloga Erica Spackman examina los resultados de una prueba de la reacción en cadena de la polimerasa de transcriptasa inversa.
Microbióloga Erica Spackman examina los resultados de una prueba de la reacción en cadena de la polimerasa de transcriptasa inversa para determinar si hay un virus en una muestra y para generar material para utilización en la secuenciación de genes.

Microbióloga Erica Spackman descubrió que se puede mejorar el sistema cambiando el tipo de torunda usada y aumentando el número de torundas en cada tubo enviado a los laboratorios diagnósticos.

Cada tubo típicamente contiene de un a cinco torundas con muestras tomadas del interior de la boca de la ave. Spackman ha demostró que se puede agrupar hasta 11 muestras en un solo tubo sin afectar las pruebas.

Algunos grupos del sector de pollo ya están usando este nuevo proceso, de este modo reduciendo el número de pruebas individuales y reduciendo el coste para los productores.

 

Para obtener más información sobre las investigaciones del ARS relacionadas con las enfermedades animales, póngase en contacto con Cyril Gay o Eileen Thacker, líderes del Programa Nacional Número 103, Salud de Animales.

Sobre el boletín

Sobre las investigaciones en la salud de animales

Archivo de Animales sanos

Última Modificación: 4/25/2014
Footer Content Back to Top of Page