Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Animales sanos 46

Título: 'Animales sanos': Enlace a la portada

Número 46, julio 2011
Sobre este boletín

Un cerdo sano apoya su hocico en el lomo de otro cerdo.

Resúmenes de investigaciones

Las pérdidas de abejas de miel. Una encuesta reciente muestra que las pérdidas totales de colonias manejadas de abejas de miel durante el invierno pasado fueron similares a las reportadas en encuestas similares en los últimos cuatro años.

Los efectos de ingrediente de pienso en los niveles de E. coli. Científicos están investigando la relación entre el uso de los granos húmedos de destilería con solubles como un ingrediente en el pienso y los niveles de Escherichia coli O157:H7 en el estiércol y en el cuero del ganado bovino.

Extractos de levaduras alimenticias como alternativas al uso de los antibióticos.
Un extracto de una levadura alimenticia podría servir como una alternativa eficaz al uso de antibióticos en la producción de las aves de corral.

Calculando la densidad de carga de ganado basado en el tiempo y el clima. Un nuevo modelo de computadora podría permitirles a los rancheros a determinar la densidad de carga de ganado bovino o ganado ovino para la producción sostenible en las praderas, basada en el tiempo.

El valor sorprendente de un forraje olvidado. Un científico ha descubierto de nuevo un forraje olvidado que podría ser muy útil en los sistemas del pastoreo rotacional intensivo usados hoy en día.

 

Desarrollando vacunas para combatir enfermedades en los animales

El refrán "una onza de prevención es mejor que una libra de cura" podría ser verdadero no sólo para los seres humanos, sino también para los animales, especialmente cuando se habla del uso de vacunas que ayudan a controlar y prevenir la propagación de enfermedades.

Vacunar animales pueden ayudar a mejorar la salud general del ganado y reducir los costos altos involucrados en los tratamientos veterinarios. Sin embargo, algunas vacunas no funcionan bien o pueden perder su eficacia con el tiempo. Por consiguiente, los productores del ganado necesitan nuevas vacunas.

Científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) están abordando estos asuntos desarrollando vacunas más eficaces para combatir enfermedades problemáticas tales como la anaplasmosis en el ganado bovino y la enfermedad de Newcastle en las aves de corral.

Una nueva vacuna para combatir la enfermedad de Newcastle

La enfermedad de Newcastle (ND por sus siglas en inglés), la cual puede ser mortal para los pollos domesticados y comerciales así como las poblaciones de las aves silvestres, es una preocupación principal para el sector del pollo mundialmente. El virus de la enfermedad de Newcastle (NDV por sus siglas en inglés) típicamente afecta los sistemas respiratorio, gastrointestinal y nervioso, y causa enfermedad en más de 250 especies de aves.

Los síntomas de ND pueden incluir tos, diarrea, pérdida de apetito y las alas caídas. Los casos severos pueden llevar a tasas de mortalidad de más del 90 por ciento en los pollos susceptibles. Un diagnóstico rápido de un brote de ND puede ser difícil porque es fácil confundir esta enfermedad con otra enfermedad clínicamente similar: la gripe aviar.

Los productores comerciales de pollo ahora usan vacunas que protegen las aves de corral contra enfermedad, pero estas vacunas no pueden prevenir infección en las aves, y las aves infectadas pueden ser portadoras de NDV o pueden excretar el virus en sus heces. Las aves infectadas todavía pueden propagar la enfermedad a las aves sanos y no vacunadas.

Científicos del ARS en el Laboratorio de Sudeste para Investigación de Aves de Corral en Athens, Georgia, han desarrollado una nueva vacuna que reduce la mortalidad y la severidad de los síntomas de ND en las aves de corral. La vacuna también reduce la cantidad de virus virulento excretado por las aves.

Microbiólogo Qingzhong Yu en la Unidad de Investigación de Enfermedades Virales Endémicas y sus colegas en la Unidad de Investigación de Enfermedades Virales Aviares Emergentes y Exóticas usaron la tecnología de la genética reversa para crear la nueva vacuna, reemplazando un gen en la vacuna con un gen similar del NDV virulento que ahora está presente en el medio ambiente.

Microbiólogo Qingzhong Yu examina el efecto de una nueva vacuna contra la enfermedad de Newcastle en células infectadas.
Microbiólogo Qingzhong Yu examina el efecto de una nueva vacuna contra la enfermedad de Newcastle en células infectadas.

"Actualmente, la mayoría de las vacunas usadas en EE.UU. son formuladas con NDV aislado en los años cuarenta, semejante al NDV virulento en circulación en esa época", dice Yu. "Desafortunadamente, con el tiempo, nuevas cepas de NDV han emergido que son genéticamente muy diferentes de las cepas comúnmente usadas en las vacunas.

"Descubrimos que cuando usamos la nueva vacuna, la cual contiene secuencias genéticas similares al virus virulento, en estudios de vacunación, las aves vacunadas fueron protegidas contra la enfermedad y excretaron menos del virus virulento después de exponerlas al virus", dice Yu.

Las vacunas se usaron por más de 50 años para controlar ND, y son exitosas en reducir mortalidad y la severidad de síntomas, según Yu. Sin embargo, ND todavía amenaza el sector avícola comercial.

El brote reciente más severo en EE.UU. ocurrió en el 2002 y el 2003 y afectó las aves de corral en varios estados: Arizona, California, Nevada y Texas. El sector avícola sufrió un golpe muy duro con la destrucción de más de 3,4 millones de aves de corral. El estado de California gastó más de 160 millones de dólares para controlar el brote.

La nueva vacuna protege las aves de corral contra ND y reduce la excreción del virus, y estos mejoramientos finalmente reducirán la propagación del virus virulento.

Avances en el desarrollo de una vacuna contra la anaplasmosis

Las aves de corral
La nueva vacuna contra la enfermedad de Newcastle reduce la tasa de mortalidad y la severidad de síntomas en las aves de corral, y también reduce la cantidad de virus propagado en las aves.

Estudios están en curso en la Unidad de Investigación de Enfermedades Animales mantenida por el ARS en Pullman, Washington, para desarrollar una vacuna que puede proteger el ganado bovino contra la anaplasmosis, la cual es una enfermedad transmitida por garrapatas. Esta enfermedad amenaza la salud, el bienestar y la producción del ganado bovino en muchas partes del mundo.

Hasta la fecha, no hay una vacuna ampliamente aceptada para proteger contra la anaplasmosis. Esta enfermedad, la cual es causada por el microbio Anaplasma marginale, puede causar la anemia severa, la fiebre, la pérdida de peso y la muerte en el ganado bovino.

Bióloga molecular Susan Noh con el ARS colaboró con científicos de la Universidad Estatal de Washington en identificar proteínas importantes para incluir en una vacuna experimental que ahora está siendo probada en animales. Los investigadores descubrieron que grupos pequeños de proteínas en la superficie externa de A. marginale induce una reacción inmunitaria que reduce los síntomas y también previene infección por A. marginale en algunos animales.

Entre las vacunas probadas, las más prometedoras han protegido del 80 por ciento al 90 por ciento de los animales contra la enfermedad clínica y han prevenido infección en hasta el 40 por ciento de los animales, dice Noh.

"Esto es importante porque los animales infectados no tienen pruebas clínicas de infección, pero todavía sirven como fuentes de infección para otros animales", dice Noh. "Nunca había ninguna vacuna con la capacidad de prevenir infección por A. marginale en el ganado bovino".

¡Haz clic aquí para suscribirse a nuestro boletín gratis!

En otros países, productores han usado una cepa atenuada (debilitada) de A. centrale como una vacuna que protege contra la enfermedad clínica, pero no contra la infección, según Noh. Las vacunas atenuadas se preparan usando microorganismos vivos o virus producidos en el laboratorio para perder su virulencia, pero no su capacidad de estimular una reacción inmunitaria.

Hasta la fecha, los investigadores han probado la vacuna contra una sola cepa de Anaplasma, pero hay muchas cepas en el campo. El próximo paso es determinar si este grupo de proteínas protegerán al ganado bovino contra varias cepas de Anaplasma.

Esta investigación es parte del Programa Nacional Número 103 del ARS, Salud de Animales.

Sobre el boletín

Sobre las investigaciones en la salud de animales

Archivo de Animales sanos

Última Modificación: 7/12/2011