Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Descifrando el Codigo Natural de los Colores de las Flores

Descifrando el Codigo Natural de los Colores de las Flores

Dibujo animado de una flor oscilanteEl sol es amarillo, la hierba es verde, las rosas son rojas y las violetas son azul--aun tu hermanito sabe que esto siempre es verdad, ¿No?

¡Pero ahora no es siempre verdad! Preguntale a Robert Griesbach, un genetista en la Unidad de Flores y Plantas de Vivero en Beltsville, Maryland.

Allí, Griesbach y otros científicos de plantas están estudiando maneras de cambiar los colores de las flores, así que--tal vez--¡tú puedes crecer rosas azules!

Nuevos avances en la ciencia lo hace posible cambiar los colores naturales de muchas flores--no solamente rosas. El laboratorio de Griesbach, por ejemplo, ha creado petunias anaranjadas, una nueva variedad de “alta technología”que no vas a encontrar en un jardín.

Eso es porque los científicos escogieron un gene de una planta de maíz y lo insertaron en las células de la petunia. Allí, el gene de maíz funciona como un interruptor quimico. “Le dice a la flor como hacer un nuevo pigmento para pétalos anaranjados en vez de pétalos azules,” explica Griesbach.

¿Pero porque vamos a parar con solamente anaranjado o azul? ¿Que piensas de un arco iris de colores para flores, como rosas, que normalmente son rojas, amarillas, rosadas, o blancas?

Dibujo animado de las flores azules incandescentesImaginate ofrecerle un ramillete de estas flores a tu madre en su cumpleaño. Estuviera contentisima!

¿Rosas con colores de arco iris son imposibles? “No necesariamente,” dice Griesbach.

Foto de las flores llamadas 'Estrella de Belén'El truco es encontrar los genes corectos y mezclar tres pigmentos. Uno se llama “flavonoids.” Otro es “carotenoid” y el tercero es “chlorophyll,” que probablemente conoces.

Por si a caso no, oprime aquí, para aprender más sobre estos pigmentos que producen colores.

“Al mezclar y cambiar estos tres pigmentos,” dice Griesbach, “se pueden crear nuevas variedades interminables.”

Su laboratorio descubrió que se pueden cambiar los colores de rosas, por ejemplo, al cambiar el nivel de acidez o pH de las células de la flor. Esto ayuda a cambiar el sitio de las formas de “flavonoid” y otros pigmentos en las células. Así, en vez de rojo, los pétalos de la rosa se vuelven azules.

Griesbach dice que insertando genes de una flor o planta en otra puede crear una variedad nueva de colores brillantes.

Dibujo animado de una flor con sus pétalos abriendose y cerrandoseSi a mami le gusta crecer sus propias flores, por ejemplo, esto le pudiera dar más opciones en donde y cuándo sembrar sus variedades favoritas.

— Por Jan Suszkiw, Oficina de Información, Servicio de Investigación Agrícola

Tope / Vuelva a: Portada de Ciencia Para Ninos
Última Modificación: 9/12/2001
Footer Content Back to Top of Page