Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Químicos de los Insectos: Un Arma Contra las Plagas

Químicos de losEscarabajo Insectos: Mosca común

Un Arma Contra las PlagasEscarabajo rojo

Imagínate que fueras un científico tratando de encontrar la forma de controlar las plagas de insectos que destruyen las cosechas. En ese trabajo usarías tu cerebro para descubrir algunas soluciones. ¿Cierto? Los científicos han estado usando sus cerebros por mucho tiempo para ayudar a los agricultores en su lucha contra los insectos.

Cerebro humano

Jején volando Jején volando
Cerebro en tarro
Hormiga arrastrandose

Ahora los científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS siglas en inglés) están siendo muy ingeniosos. Ellos están usando el cerebro de los insectos para encontrar la solución. Los científicos todavía están pensando, pero están usando el cerebro de los insectos en contra de ellos mismos, se podría decir que les están haciendo "perder la cabeza," o "los están volviendo locos."

El centro de control de los insectos es el cerebro. El cerebro cuenta con unos "mensajeros" químicos especiales llamados neuropéptidos que ayudan a controlar varias actividades importantes, como la digestión, el crecimiento, procreación, y mudar la piel, el carapacho o las plumas.

 

Otra actividad importante es la producción de feromonas. Estas son sustancias química que la hembra usa como un perfume especial para atraer al insecto del sexo opuesto.

Gusanos amorosos

Hay científicos, como Ronald Nachman, que están haciendo que los neuropéptidos cambien de curso y trabajen en contra del insecto. Nachman trabaja en el Laboratorio de Entomología Veterinaria del ARS, el cual está ubicado en College Station, Texas. Él ha creado en el laboratorio copias artificiales de los neuropéptidos que se encuentran en el cerebro de los gusanos del capullo del tabaco ("tobacco budworms"), y del gusano del capullo del algodón ("cotton bollworms"). Ambos insectos son plagas de las siembras de esas plantas.

Gusano de algodón
¡Gusano del capullo del algodón en (¿tu sabes?) algodón!

En sus experimentos en el laboratorio, Nachman descubrió que las sustancias químicas de su cerebro artificial pueden engañar a esos dos insectos a que usen todos sus feromonas.

Él espera que ésto arruine las relaciones amores de estas pestes, y de paso ayudará a los agricultores a evitar el uso de insecticidas químicos en su guerra contra estas pestes.

Dibujo animado: Rata con equipo de química.

Nachman necesitaba algo grasoso que pudiera penetrar el cuerpo del insecto. Su solución fue una combinación de borón, carbón y otros productos químicos.

Aceitera con gotas de aceite
 

Para Nachman, el truco era encontrar la forma de introducir esa sustancia química artificial en el cuerpo del insecto. Los neuropéptidos de los insectos están hechas de aminoácidos, unas pequeñas estructuras que componen las proteínas.

Estos molestosos insectos Insectoproducen sus feromonas solamente por 3 horas. Pero la combinación artificial que Nachman creó hizo que los insectos Insectoprodujeran sus feromonas por 20 horas consecutivas. En el campo de siembra las hembras Insectohabrían gastado sus feromonas para el tiempo de buscar un novio.


Dibujo animado: DespertadorInsecto

Insecto

Nachman dice que puede ser que los agricultores tengan acceso a esas sustancias químicas para el cerebro en unos 5 años. Esto significa malas noticias para los gusanos de capullo y los gusanos belloteros, y otras pestes, como el gusano cogollero del maíz ("corn earworms").

En su etapa de larva el gusano de la mazorca se come los granos de maíz directamente de la mazorca. (Puede ser que hayas visto uno de esos al pelar una mazorca.) ¡Uf!

Gusano encima de una cápsula de algodón
¡El gusano cogollero del maíz--también en algodón!

Algunas de estas plagas, como el gusano del tabaco y el gusano de la cápsula del algodón, no mueren cuando se las riega con insecticidas. Ellos se han vuelto resistentes a la insecticida. Dibujo animado: Gusano moviendose

Jején volando
Vaso de laboratorio con líquido hirviente
Pero una versión artificial de los productos químicos de su cerebro podría resolver el problema. Los científicos dicen que esto podría ayudar y a la vez proteger a otras criaturas benéficas, como las abejas.
Enredadera creciendo
—Escrito por Robert Sowers, Oficina de Información, Servicio de Investigación Agrícola

Tope / Vuelva a Portada de Ciencia Para Niños

Última Modificación: 9/14/2001
Footer Content Back to Top of Page