Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Una capa experimental podría ayudar a proteger los hogares contra los fuegos arrasadores / septiembre de 2013 / La revista de Investigación Agrícola

Archivo   |   English    

Tecnólogo de alimentos y fisiólogo de plantas se preparan para usar un calentador infrarrojo para realizar pruebas de incineración de revestimientos cubiertos con un gel experimental de retardante de fuego. Enlace a la información en inglés sobre la foto
En el Centro de Investigación de la Región Occidental en Albany, California, tecnólogo de alimentos Artur Klamczynski (izquierda) y fisiólogo de plantas Greg Glenn se preparan para usar un calentador infrarrojo para realizar "pruebas de incineración" de revestimientos cubiertos con un gel experimental de retardante de fuego.

Una capa experimental podría ayudar a proteger los hogares contra los fuegos arrasadores

Cuando un fuego arrasador en el bosque amenaza las vecindades cercanas, algunos dueños de hogares pueden decidir a rociar rápidamente el exterior de sus casas con una capa temporal de un retardante de fuego. Ahora un grupo de científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en California ha demostrado que un gel experimental a base de la arcilla de bentonita de sodio, el almidón de maíz, y el agua puede proveer una protección más eficaz y más barata que otros geles a base de otros compuestos.

California es uno de los estados en EE.UU. más propensos a los fuegos arrasadores.

Investigaciones preliminares dirigidas por fisiólogo de plantas Greg Glenn en el Centro de Investigación de la Región Occidental mantenido por el ARS en Albany, California, proveen un fundamento importante para pruebas más extensas del el nuevo gel a base de materiales naturales.

Según Glenn, los resultados sugieren que una capa del gel con casi un cuarto de pulgada de espesor "puede proteger los revestimientos exteriores de madera de los hogares por hasta 30 minutos".

Dependiente de las circunstancias, esta cantidad de tiempo podría ser suficiente para salvar un hogar. "Con el mejor escenario", Glenn dice, "el dueño solamente tendrá que lavar el exterior de su hogar después del fuego para quitar la capa".

En las investigaciones, Glenn y sus colegas cortaron tablas de revestimientos de madera en pedazos de siete pulgadas cuadradas y tres cuartos de pulgada de espesor, y luego trataron la mayoría de los cuadrados con el gel experimental, un gel comercial, u otras formulaciones.

El gel experimental a base de arcilla y almidón proveyó la mejor protección en varios experimentos.

Por ejemplo, "pruebas de secado" demostraron que el gel retuvo su humedad por más tiempo. Ésta es una característica importante en un retardante de fuego. En esas pruebas, los revestimientos tratados se pusieron en un horno con una temperatura de 111 grados Fahrenheit por seis horas para simular los efectos de la pérdida de humedad causada por las temperaturas altas y los vientos cálidos que secan el aire. Estas condiciones son típicas del tiempo de "peligro alto de fuego" en algunos partes de EE.UU. El período de seis horas fue usado como un ejemplo de la cantidad de tiempo cuando se puede aplicar una capa protectora antes de un fuego arrasador.

En "pruebas de incineración," los revestimientos cubiertos con el gel a base de arcilla y almidón llegaron más lentamente a la temperatura de 392 grados Fahrenheit, la cual es la temperatura cuando la madera puede comenzar a quemarse. En esos experimentos, los revestimientos tratados con los geles fueron expuestos a una temperatura de 960 grados Fahrenheit, la cual es la temperatura común en un fuego arrasador, hasta que la superficie de los revestimientos llegue al punto de incendio de 392 grados Fahrenheit.

Otras pruebas con los cuadrados tratados en una posición vertical demostraron que el gel a base de arcilla y almidón fue menos propenso al deslizamiento hacia el fondo de los cuadrados. Según Glenn, el almidón ayudó a la capa a quedarse y, como resultado, protegió el revestimiento.

La idea de usar la arcilla de la bentonita de sodio y el almidón de maíz contra los fuegos no es nueva, pero la idea de combinar estos materiales para formar una capa de retardante de fuego sí es nueva, junto con el análisis detallado realizado por el grupo sobre la eficacia de la capa. ARS está solicitando una patente sobre esta tecnología.

Químico Bor-Sen Chiou, tecnólogo de alimentos Artur Klamczynski, e ingeniero agrícola Zhongli Pan, todos con el ARS en Albany, e investigador Gokhan Bingol, previamente con el ARS, colaboraron con Glenn en el estudio. Ellos publicaron sus hallazgos en 'Fire Safety Journal' (Revista de Seguridad contra Fuegos) en el 2012. — Por Marcia Wood, ARS.

La versión en inglés de "Una capa experimental podría ayudar a proteger los hogares contra los fuegos arrasadores" ("Experimental Wildfire-Retardant Coating May Help Protect Homes") fue publicada en la revista 'Agricultural Research' de septiembre de 2013.

Última Modificación: 9/3/2013
Footer Content Back to Top of Page