Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

En busca de agentes de control biológico contra el pino australiano invasor / septiembre de 2008 / La revista de Investigación Agrícola

Archivo   |   English    

El entomólogo Greg Wheeler examina un pino australiano en los Everglades en la parte sudeste de la Florida. Enlace a la información en inglés sobre la foto
El entomólogo Greg Wheeler examina un pino australiano en los Everglades en la parte sudeste de la Florida.

En busca de agentes de control biológico contra el pino australiano invasor

El Outback—las zonas interiores y desérticas de Australia—es conocido por sus espacios salvajes y abiertos, el aire limpio, y los cielos nocturnos increíblemente despejados. Muchos aventureros viajan a estas tierras remotas del continente para disfrutar de la tranquilidad del desierto.

Pero el Outback fue más que una aventura para el entomólogo Greg Wheeler del Servicio de Investigación Agrícola (ARS por sus siglas en inglés) y sus colegas universitarias y del ARS. Ellos exploraron el desierto y las costas australianas para buscar agentes de control biológico contra especies de la planta invasora Casuarina, conocida comúnmente como el pino australiano.

En realidad no es un árbol pino. Es una maleza extremadamente problemática que está invadiendo las áreas costeras estadounidenses, particularmente en el sur de la Florida, las Islas Vírgenes, Puerto Rico, y Hawai. En la Florida, es un problema en el Parque Nacional de los Everglades y las áreas circundantes. El pino australiano es conocido por su crecimiento rápido y acumulación densa, e impide el crecimiento de plantas nativas. Además, el pino australiano puede tolerar bien la sal, una ventaja que permite su crecimiento en las dunas costeras, aumentando la erosión de la playa e impidiendo la nidificación de los cocodrilos y las tortugas marinas en peligro de extinción.

El pino australiano fue traído a EE.UU. temprano en el siglo XX como un árbol ornamental de sombra. Pero algo salió terriblemente mal.

"Aunque la planta Casuarina tiene algunas buenas cualidades, sus aspectos negativos superan con creces esas buenas cualidades", dice Wheeler, en la Unidad de Investigaciones de Plantas Invasoras (IPRL) mantenida por el ARS en Fort Lauderdale, la Florida.

Las tres especies de pino australiano que han causado problemas son C. equisetifolia, C. glauca, y C. cunninghamiana.

En los últimos pocos años, los miembros australianos del grupo de investigación—Matthew Purcell, el director del Laboratorio Australiano de Control Biológico (ABCL por sus siglas en inglés) mantenido por el ARS en Indooroopilly, Queensland; el investigador Bradley Brown con el ABCL; y Gary Taylor de la Universidad de Adelaide en Australia—viajaron cinco veces por todas partes de Australia. Ellos fueron juntados en una expedición en mayo del 2007 por Ted Center, líder de investigaciones del IPRL. En total, las expediciones recorrieron más de 5.000 millas en Australia norteña, incluyendo mucho del Territorio del Norte y los estados de Queensland, Nueva Gales del Sur, y Australia Occidental.

En una evaluación del paisaje australiano, los entomólogos buscan insectos apropiados para utilización como agentes de control biológico. Enlace a la información en inglés sobre la foto
En una evaluación del paisaje australiano, el entomólogo Gary Taylor (izquierda, de la Universidad de Adelaide, Australia) y el entomólogo Greg Wheeler con el ARS buscan insectos apropiados para utilización como agentes de control biológico. Estos insectos son probados para determinar si pueden ser soltados en EE.UU. para ayudar a controlar el pino australiano invasor.

Purcell, Brown, Taylor y John Gaskin, quien es líder de la Unidad de Investigaciones para el Manejo de Plagas mantenida por el ARS en Sidney, Montana, son miembros del equipo de investigaciones sobre Casuarina. Wheeler dirigió el proyecto, coordinando las finanzas, la colección de potenciales agentes de control biológico, y las pruebas del ADN de plantas.

De una colección de aproximadamente 300 avispas, gorgojos, gusanos perforadores del tallo, chupadores de savia, comedores de semillas y otros, los científicos han identificado como potenciales agentes de control biológico aproximadamente una docena de candidatos que atacan no sólo C. equisetifolia, sino también C. glauca y C. cunninghamiana. Uno de los objetos principales de las colecciones ha sido el descubrimiento de insectos que se alimentan en las semillas, flores o frutas y de este modo terminan la reproducción sin dañar los árboles maduros.

"Muchas personas en la Florida disfrutan de la sombra provista por estos árboles", dice Center, "pero no están contentas cuando los árboles invaden las áreas naturales".

Entre los agentes de control biológico con el potencial más grande son el comedor de semillas Bootanelleus orientalis, el cual ataca solamente el pino australiano, y la polilla desfoliadora Zauclophora pelodes. Hay otros que ya no han sido clasificados, y algunos no conocidos previamente. La mayoría de las identificaciones fueron realizadas por taxonomistas en varias instituciones participantes, dirigida por la Colección Nacional Australiana de Insectos en Canberra, parte de la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Mancomunidad Australiana.

Estos insectos todavía están siendo probados por Purcell y colegas en Australia para determinar su idoneidad como agentes de control biológico en EE.UU.

"Estamos contentos con los resultados hasta ahora y esperamos más buenas noticias cuando más clasificaciones se terminan", dice Wheeler.

El Distrito del Manejo de Agua de la Florida Sureña, el Departamento de Protección Ambiental de la Florida, y el Servicio de Parques Nacionales tienen interés en los resultados de las expediciones, y han ayudado a financiar estas investigaciones. — Por Alfredo Flores, ARS.

La versión en inglés de "En busca de agentes de control biológico contra el pino australiano invasor" ("In Search of Biological Control Agents for the Invasive Australian Pine") fue publicada en la revista 'Agricultural Research' de septiembre 2008.

Última Modificación: 8/28/2008