Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Disecando el escondite de un patógeno de la papa dentro de su insecto vector / mes de 2013 / La revista de Investigación Agrícola

Archivo   |   English    

Los síntomas de la enfermedad de la punta morada en rebanadas de papas infectadas son menos obvios en las papas no cocinadas (izquierdas) que en las papas fritas (derecha). Enlace a la información en inglés sobre la foto
Los síntomas de la enfermedad de la punta morada en rebanadas de papas infectadas son menos obvios en las papas no cocinadas (izquierdas) que en las papas fritas (derecha). La enfermedad no representa ninguna amenaza a los consumidores, pero es fea y puede disminuir el potencial de ventas de las papas.

Disecando el escondite de un patógeno de la papa dentro de su insecto vector

Los investigadores del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) están explorando nuevos métodos de manejar la enfermedad llamada la punta morada de la papa y el insecto que transmita esta enfermedad a los cultivos de papas.

Entomólogo Rodney Cooper con ARS usa pinzas de puntas finas y un microscopio fluorescente para estudiar los órganos y los tejidos del psílido de la papa. Este psílido, el cual es un insecto diminuto y similar a la cigarra, puede transmitir la bacteria Candidatus Liberibacter solanacearum, la cual causa la punta morada de la papa.

Cooper combina el procedimiento con marcadores genéticos fluorescentes para comprender dónde y cómo Liberibacter vive en el psílido, desde el momento cuando la bacteria es tragado por el insecto hasta el momento cuando el insecto inyecta la bacteria dentro de nuevas plantas.

"Nuestros conocimientos sobre la biología y la ecología básica de este patógeno, junto con sus interacciones con el insecto vector y la planta huésped, no son completos", dice Cooper, quien trabaja en la Unidad de Investigación de Insectos de Frutas y Hortalizas mantenida por el ARS en Wapato, Washington. Llenar esta brecha de información tendrá una gama amplia de beneficios, él dice—de mejoramientos en el diseño de experimentos y la interpretación de datos a mejores métodos de hacer decisiones sobre detectar, controlar y prevenir la punta morada de la papa.

La punta morada de la papa toma su nombre de las rayas oscuras dentro de las papas infectadas. Estas rayas son más evidentes después de cortar y freír las papas. Otros síntomas incluyen las hojas enrolladas y la decoloración de los tejidos de la papa. La enfermedad no representa ninguna amenaza a los consumidores, pero es fea y puede reducir el potencial de ventas de las papas.

Una ninfa del psílido de la papa. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Una ninfa del psílido de la papa es de color amarillo y verde y es plana y sedentaria. Normalmente se encuentran las ninfas en la parte inferior de las hojas. Los psílidos de la papa propagan la bacteria que causa la enfermedad de la punta morada en las plantas de papa y posteriormente en las papas.

El método principal de controlar la enfermedad es rociar los cultivos de papas con insecticidas. Sin embargo, los investigadores están tratando de proveer enfoques más sostenibles para los productores, tales como el desarrollo de variedades de papa que tienen resistencia a la enfermedad. Información derivada de los estudios por Cooper también podría ayudar en esfuerzos de atacar Liberibacter directamente.

Después de disecar un psílido en su laboratorio, Cooper somete los órganos y tejidos del insecto a la hibridación fluorescente in situ. Este procedimiento involucra el uso de sondas para pegarse a segmentos complementarios del ADN de la bacteria, los cuales producen un brillo verde si están presentes. Utilizando el microscopio, Cooper y sus colegas han observado Liberibacter en cuatro áreas principales del psílido: los intestinos, la hemolinfa (la sangre), los bacteriomas (los cuales son órganos donde viven las bacterias simbióticas), y las glándulas salivales.

Entre los órganos y tejidos examinados, Liberibacter aparecieron más frecuentemente en los intestinos del psílido. De veras, la bacteria produjo el brillo verde en los intestinos en el 66 por ciento de los especímenes examinados. También fue encontrada en el 40 por ciento de las glándulas salivales y los bacteriomas.

La etapa de ninfa del psílido fue menos hospitalaria a Liberibacter, la cual pocas veces apareció en órganos aparte de los intestinos, según los investigadores.

"Esto podría representar un 'cuello de botella' o una barrera en la ruta de infección, la cual puede ser manipulada y extendida a la etapa adulta. Si los adultos no pueden propagan Liberibacter, ellos representan menos de una amenaza", dice Cooper. Él y sus colegas Joseph Munyaneza y Venkatesan Sengoda con el ARS publicaron sus investigaciones en la revista científica 'Annals of the Entomological Society of America' (Anales de la Sociedad Americana de Entomología), en enero del 2014. — Por Jan Suszkiw, ARS.

La versión en inglés de "Disecando el escondite de un patógeno de la papa dentro de su insecto vector" ("Dissecting a Potato Pathogen's Hiding Place in its Insect Vector") fue publicada en la revista 'Agricultural Research' de mayo-junio del 2014.

Última Modificación: 4/30/2014
Footer Content Back to Top of Page