Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Los niños pierden el peso y mejoran el estado físico como parte de un programa basado en ciencia / marzo de 2010 / La revista de Investigación Agrícola

Archivo   |   English    

John Foreyt, quien es profesor de medicina del Colegio Baylor de Medicina, mide el tríceps de un estudiante. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Para ayudar a determinar la cantidad de grasa corporal, John Foreyt, quien es profesor de medicina del Colegio Baylor de Medicina, mide el tríceps de un estudiante que participó en un estudio sobre la salud y nutrición.

Los niños pierden el peso y mejoran el estado físico como parte de un programa basado en ciencia

Un grupo de niños en Texas tuvieron un buen éxito en perder peso y mejorar el estado físico como resultado de su participación voluntaria en una investigación innovadora financiada por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS). Estrategias desarrolladas para los niños les ayudaron a perder peso y a aprender más sobre la nutrición y lo que se necesita hacer para mantener el buen estado físico.

Craig Johnston, John Foreyt, Chermaine Tyler y sus colegas desarrollaron los planes para los estudiantes de grados 7 y 8 en una escuela en Houston, en la cual la mayoría de los estudiantes son latinos.

"Nos enfocamos en los jóvenes latinos de 10 a 14 años de edad a causa de la tasa alta de obesidad entre los niños y adultos latinos", dice Johnston.

Las investigaciones se realizaron en el Centro de Investigación de Nutrición de Niños (CNRC) del ARS al Colegio Baylor de Medicina en Houston, donde Johnston y Tyler son instructores de nutrición y Foreyt es profesor de medicina.

Las estadísticas que resultaron de la investigación de seis meses son basadas en 57 niños con sobrepeso que fueron asignados a o un programa autodidacta y enseñado por los padres o un programa dirigido por un instructor. Por ejemplo, una vez cada semana por los primeros tres meses del programa, los niños en el programa autodidacta leyeron un libro escrito específicamente para los jóvenes sobre el manejo de peso.

Mientras tanto, los estudiantes en el grupo dirigido por el instructor estaban fuera por cuatro clases cada semana, mejorando su forma física, con una quinta sesión a cubierto cada semana donde ellos aprendieron sobre nutrición, el consumo sano, y cómo se puede cambiar el comportamiento a fin de tener una vida activa y escoger los alimentos sanos.

Durante los últimos tres meses del estudio, los niños, sus padres y otros miembros de su familia extendida tuvieron la oportunidad de participar en varias otras actividades, incluyendo discusiones en casa tanto en inglés como en español sobre la nutrición y el buen estado físico.

Cuando evaluados a los fines del estudio, los estudiantes en el programa dirigido por el instructor perdieron significativamente más peso y tuvieron una vida más activa–como medida por sus respuestas a un cuestionario estándar–comparados con los niños en el programa autodidacta.

Instructor de nutrición Craig Johnston del Colegio Baylor de Medicina mide la presión de sangre de un voluntario en el estudio. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Instructor de nutrición Craig Johnston del Colegio Baylor de Medicina mide la presión de sangre de un voluntario en el estudio.

¿Cuánto tiempo duró su éxito?

Para determinar esto, los científicos se pusieron en contacto con los niños uno y dos años después del comienzo del estudio. Los niños en el grupo dirigido por el instructor todavía tuvieron reducciones más significativas en su Índice de Masa Corporal (IMC, el cual es una fórmula basada en la estatura y el peso que ofrece una indicación de la grasa corporal) comparados con los niños que participaron en el programa autodidacta.

"Más del 79 por ciento de los niños en el programa dirigido por el instructor redujeron su IMC en el primer año, y el 62 por ciento en dos años", dice Johnston. “Este resultado fue en contraste con los niños del programa autodidacta: El 64 por ciento aumentaron su IMC en el primer año después del estudio, y el 65 por ciento aumentaron su IMC después de dos años".

Las estadísticas del grupo dirigido por el instructor significan que el estudio es "uno de los pocos, con los niños hispanos, que muestran éxito a largo plazo sobre la pérdida de peso y el manejo de peso", dice Foreyt. "Estos resultados preliminares sugieren que un programa escolar para manejar el peso pueda ser eficaz en alcanzar a muchos niños. En este caso, pudimos utilizar las clases existentes de educación física y educación sobre la salud. También tuvimos la ventaja de trabajar con una escuela que tiene conexiones fuertes con la comunidad latina, en la cual los maestros son como miembros de la familia extendida".

Los investigadores y sus colegas publicaron sus hallazgos en las revistas 'Obesity’ (Obesidad) y 'Pediatrics’ (Pediatría). — Por Marcia Wood, ARS.

La versión en inglés de "Los niños pierden el peso y mejoran el estado físico como parte de un programa basado en ciencia" ("Kids Lose Pounds, Gain Fitness, in Science-Based Regimen") fue publicada en la revista 'Agricultural Research' de marzo 2010.

Última Modificación: 2/25/2010
Footer Content Back to Top of Page