Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Controlando la enfermedad llamada "el deterioro de la frambuesa negra" / mayo 2006 / La revista de Investigación Agrícola

Archivo   |   English    

Campo de frambuesas negras, con muchos tallos leñosos muertos. Enlace a la información en inglés sobre la foto
En un campo cerca de Corbett, Oregon, arbustos de frambuesas negras que tienen cuatro años de edad exhiben cañas muertas, un síntoma del deterioro de frambuesa negra.

Controlando la enfermedad llamada “el deterioro de la frambuesa negra”

Lleno de ácido elágico, vitamina C, y antioxidantes, las frambuesas negras son una adición nutritiva a las ensaladas de fruta, salsas, y postres. Su color púrpura y negro indica una concentración alta de antocianinas, las cuales han sido enlazadas a la prevención de cáncer en los humanos.

Ojalá estos nutrientes tuvieron el mismo efecto beneficial en la salud de plantas. En Oregon, el principal estado que produce frambuesas negras en Estados Unidos, los síntomas de la enfermedad conocida como 'black raspberry decline' (el deterioro de frambuesa negra) han aparecido en cada región donde las bayas se cultivan.

Síntomas incluyen hojas amarillas a causa de una falta de la clorofila, hojas manchadas y arrugadas, una reducción en rendimientos, y la muerte de la caña—la muerte gradual de las yemas, ramas y raíces, de la punta hacia dentro.

Esta enfermedad reduce la expectación de vida de la planta de varias décadas a tres o cuatro años, con repercusiones económicas severas. Replantar puede costarles a los granjeros aproximadamente $2.000 por acre además de las reducciones en ganancias que resultan de rendimientos reducidos.

En un paso importante para controlar la enfermedad, el patólogo de plantas del Servicio de Investigación Agrícola Robert Martin ha identificado una causa de la enfermedad: el virus asociado con el deterioro de frambuesa negra (BRDaV por sus siglas en inglés).

“El deterioro es generalmente un síntoma del complejo de virus”, dijo Martin, el líder de investigaciones en la Unidad de Investigaciones de Cosechas Hortícolas en Corvallis, Oregon. “En la mayoría de casos, una planta infectada con un virus no mostrará tantos síntomas severos. Pero plantas infectadas solamente con BRDaV los muestran”.

Martin descubrió el nuevo virus en cooperación con sus colegas del ARS y la estudiante posgraduada Anne Halgren de la Universidad Estatal de Oregon. Ellos encontraron BRDaV extrayendo el doble encallado del ARN de plantas afectadas. El ARN indica que la planta es infectada por el virus.Entonces, este ARN fue clonado, y un método llamado reacción en cadena de la polimerasa con trascripción reversa (RT-PCR por sus siglas en inglés) fue desarrollado para detectar el virus. RT-PCR es un método normal para hacer muchas copias de pedazos pequeños de ADN y de esa manera puedan ser estudiados o detectados más fácilmente.

Este método permite que los científicos colecten información sobre nuevos virus, aun de plantas que no indican síntomas.

Martin y sus colegas ya han usado este método para obtener información sobre secuencias de 17 virus—incluyendo BRDaV—que afectan las bayas.

En un hallazgo relacionado, el grupo ha aprendido que BRDaV es transmitido por el áfido de frambuesa, Amphorophora agathonica. De hecho, las tazas de esparcir parecen ser relacionadas directamente al número de áfidos. Esto sugiere que controlando la población de áfidos pueda reducir la transmisión de la enfermedad.

Porque BRDaV puede comenzar el deterioro sin otros virus, es una amenaza más grande al sector de bayas. Los científicos de Corvallis están estudiando cuales estrategias de manejo controlaran el deterioro más eficazmente.

Además, ellos han aprendido que BRDaV puede infectar otras plantas comerciales y nativas de frambuesa y zarzamora sin causar síntomas. Así, la insolación de las cosechas de frambuesa negra de estas y otras bayas será una parte importante de una estrategia para controlar enfermedades. Los investigadores actualmente están haciendo estudios de campo para entender la epidemiología del virus.

“Hoy en día, hay poca información sobre los virus que causan muchas enfermedades de cosechas de frutas pequeñas”, dice Martin. “Entender las enfermedades que están involucradas y como ellas son transmitidas es el primer paso en desarrollar una estrategia de control”.—Por Laura McGinnis, ARS.

La versión en inglés de “Controlando la enfermedad llamada ‘el deterioro de la frambuesa negra’” (“Halting Black Raspberry Decline) fue publicada en la revista 'Agricultural Research' de junio 2006.

Última Modificación: 6/1/2006