Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Nuevos enemigos naturales de la hormiga roja de fuego importada están listos para combatir esta plaga / enero de 2011 / La revista de Investigación Agrícola

Archivo   |   English    

xxx. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Una mosca parásita (izquierda), Pseudacteon cultellatus, aproximadamente un milímetro de larga, y una hormiga roja de fuego (derecha), Solenopsis invicta, aproximadamente tres milímetros de larga. La mosca pone sus huevos dentro de la cabeza de la hormiga. Luego la pupa que sale lentamente decapita la hormiga.

Nuevos enemigos naturales de la hormiga roja de fuego importada están listos para combatir esta plaga

La hormiga roja de fuego importada llegó a EE.UU. por primera vez temprano en los años treinta y desde entonces se ha extendido por toda la parte sureña de EE.UU. Estas hormigas viven en más de 350 millones de acres en 12 estados sureños y Puerto Rico, y recientemente se establecieron en sitios aislados en California y Nuevo México. Por más de una década, científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) han tratado de controlar la hormiga roja de fuego importada usando los enemigos naturales de esta plaga.

Entomólogo Sanford Porter ha tenido un papel imprescindible en colectar, criar y lanzar las moscas decapitadoras (fóridos) que son usadas ahora para controlar las poblaciones de la hormiga roja de fuego importada en la parte sureña de EE.UU. Porter trabaja en la Unidad de Investigación de Hormigas de Fuego Importadas y Insectos Domésticos, parte del Centro de Entomología Médica, Agrícola y Veterinaria (CMAVE por sus siglas en inglés) en Gainesville, la Florida.

xxx. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Entomólogo Sanford Porter prepara para lanzar varios cientos de obreras de la hormiga roja de fuego que han sido atacadas por una nueva especie de mosca parásita (Pseudacteon cultellatus) que prefiere atacar las hormigas obreras más pequeñas.

Las grandes poblaciones y el aguijón potente de la hormiga roja de fuego importada han causado impactos médicos, agrícolas, ambientales y económicos que les cuestan a los estadounidenses miles de millones de dólares cada año. Científicos en CMAVE y sus cooperadores en varios estados condujeron un programa para suprimir la hormiga roja de fuego en áreas grandes. El proyecto de control involucró cooperadores en cinco estados y fue exitoso en establecer poblaciones de moscas parásitas de Sudamérica que son sostenibles y que pueden extenderse.

El programa de control biológico, el cual comenzó en el 1995, ha lanzado cinco especies de moscas decapitadoras para atacar los varios tamaños de la hormiga roja de fuego, de los grandes a los pequeños. "La relación entre la mosca parásita y la hormiga roja de fuego es muy específica: las moscas solamente atacan la hormiga roja de fuego", dice Porter.

Después de varios años de pruebas, la mosca parásita Pseudacteon cultellatus recientemente fue aprobada para lanzamiento en el campo. Esta nueva especie de mosca parásita actualmente está siendo lanzada en varios sitios en la Florida para controlar las hormigas obreras diminutas que son miembros de las colonias de hormigas rojas de fuego importadas que tienen reinas múltiples. "Estas colonias causan problemas porque normalmente ellas contienen dos o tres veces más obreras que las colonias típicas", dice Porter. "Los sitios para lanzar las moscas parásitas típicamente tienen una población grande de hormigas rojas de fuego, una diversidad de plantas, y una fuente cercana de agua.

"Entre las cuatro especies de la mosca parásita lanzadas anteriormente, solamente una no se estableció y se extendió", dice Porter. "P. litoralis, la cual fue lanzada en el 2004 y el 2005, podía extenderse solamente en Alabama. Las otras especies—P. tricuspis, P. curvatus, y P. obtusus—se han extendido mas allá de sus sitios de lanzamiento y están atacando las hormigas rojas de fuego en regiones grandes. Ambas P. tricuspis y P. curvatus cubren aproximadamente la mitad del alcance de la hormiga roja de fuego en EE.UU., y se espera que esta cobertura aumentará a más de dos tercios del alcance de las hormigas de fuego por el fin del 2011". — Por Sharon Durham, ARS.

La versión en inglés de "Nuevos enemigos naturales de la hormiga roja de fuego importada están listos para combatir esta plaga" ("New Red Imported Fire Ant Enemies in Place for Fight") fue publicada en la revista 'Agricultural Research' de enero 2011.

Última Modificación: 12/30/2010