Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

El impacto de los productos anti-insectos en el sentido del gusto de los mosquitos / mes de 2013 / La revista de Investigación Agrícola

Archivo   |   English    

xxx. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Entomólogo Joseph Dickens (izquierda) y el investigador asociado postdoctoral Jackson Sparks usan un gel para separar los genes del mosquito Aedes aegypti involucrados en la detección de DEET.

El impacto de los productos anti-insectos en el sentido del gusto de los mosquitos

Lo más que científicos aprenden sobre el sentido del olfato y del gusto de los mosquitos, lo mejor que ellos pueden desarrollar métodos para protegernos contra las picaduras de estos insectos. Los mosquitos a veces pueden transmitir patógenos que pueden causar enfermedades graves tales como la malaria, la fiebre amarilla, y el virus de la fiebre del Nilo Occidental.

Investigaciones previas han demostrado que DEET, el cual es el ingrediente activo más común en los productos anti-insectos, reacciona con los receptores olfativos del mosquito, los cuales están ubicados en las antenas y las partes bucales del insecto. Estos receptores perciben el dióxido de carbono y otros olores emitidos por los animales y los seres humanos, guiando el mosquito a un huésped.

Recientemente, los científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Beltsville, Maryland, demostraron que los productos anti-insectos también afectan los receptores del sabor en los mosquitos. Entomólogo Joseph Dickens y sus colegas en el Laboratorio del Biocontrol y Comportamiento de Insectos Invasores descubrieron que un receptor del sabor ubicado en una parte bucal del mosquito es sensible a DEET.

"Sabemos que DEET impide la alimentación en sangre por los mosquitos por medio de interacción con las células receptores olfativas", dice Dickens. "Los mosquitos llegan a ser confundidos y se van volando. Porque DEET también tiene una interacción con un receptor específico gustativo, esto podría indicar que hay un camino sensorial que ayuda a impedir la alimentación".

Después de descubrir que ciertas células nerviosas responden a DEET y otras sustancias anti-insectos, científicos buscaron los receptores que causan esta reacción. Como parte de los experimentos, los investigadores anotaron las reacciones de los mosquitos Aedes aegypti, los cuales causan la fiebre amarilla, a diferentes sustancias que repelen insectos: DEET, IR3535, picaridina, y citronela, además de quinina, la cual disuade la alimentación.

xxx. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Pelos sensoriales a la punta de la probóscide del mosquito de la fiebre amarilla contienen células que responden a DEET y otra sustancia que disuade la alimentación.

A la punta del "pico"—la probóscide—del mosquito es un par de opérculos que hacen el primer contacto con la piel de una persona. Los opérculos tienen pelos minúsculos que funcionan como órganos para sentir sustancias químicas. Los científicos pusieron electrodos en un solo pelo para grabar los impulsos químicos de las células nerviosas dentro del pelo.

"Encontramos que por lo menos tres células sensoriales se activaron dentro del pelo", Dickens dice. "Una célula se activa por las concentraciones crecientes de la sal. Otra se activa por las concentraciones crecientes del azúcar, y la tercera se activa por DEET y quinina".

Dickens y el investigador asociado postdoctoral Jackson Sparks están trabajando para identificar otros receptores ubicados en las partes bucales y las patas de mosquitos y determinar sus funciones genéticas moleculares. "Estamos aprendiendo sobre los receptores específicos al nivel genético involucrados en la reacción a DEET", dice Dickens, "y tenemos genes que vamos a examinar".

Estas investigaciones, con resultados publicados en la revista 'Naturwissenschaften' en febrero del 2013, han provisto un mejor conocimiento sobre cómo funcionan los productos anti-insectos usados contra los mosquitos. Estos descubrimientos también podrían ayudar a proveer métodos para descubrir mejores productos químicos para manejar más eficazmente los insectos y otros artrópodos.

"DEET es eficaz, pero es solamente eficaz en las concentraciones altas", Dickens dice. "Productos que previenen las picaduras de los mosquitos generalmente contienen el 20 por ciento de DEET. Algunos contienen el 50 por ciento o más. Tratamos de descubrir opciones que son mucho más activas que DEET para posiblemente reducir la cantidad de productos químicos que se tiene que aplicar a la piel". — Por Sandra Avant, ARS.

La versión en inglés de "El impacto de los productos anti-insectos en el sentido del gusto de los mosquitos" ("Mosquitoes Reveal a Taste for Repellents") fue publicada en la revista 'Agricultural Research' de agosto del 2014.

Última Modificación: 7/30/2014
Footer Content Back to Top of Page